•  |
  •  |
  • END

LEÓN
El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, sancionó este martes en horas de la tarde a diez estudiantes que supuestamente participaron en la toma del edificio central del Alma Máter y destruyeron equipos, mobiliario y parte de la infraestructura de la casa de estudios, durante el enfrentamiento del pasado seis de febrero.

Los diez estudiantes pertenecen a las facultades de Educación y Humanidades, y de Ciencias Jurídicas y Sociales, y responden a los nombres de Carlos Eduardo Linarte, Cristian Bayardo García, Ricardo Munguía, Miguel Urbina, Edgard Vicente García, Juan Moradel, Amílcar Aburto, Sergio Dolmus y Aldo Peralta.

El Consejo Universitario tenía como único punto de agenda identificar a los supuestos estudiantes, y conformar una comisión que seguirá investigando los hechos violentos del pasado seis de febrero. Los señalados recibieron como sanción el retiro de matrícula.

Rodolfo Mairena, vocero de la UNAN-León, aseguró que la notificación se hizo a través de los murales públicos de las distintas facultades, además, se conformó una comisión que analizará la identificación del resto de jóvenes universitarios, que son parte de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN.

“Los diez estudiantes que fueron plenamente identificados, en primera instancia, serán suspendidos de la universidad, o, en su defecto, se les cancelará la matrícula, y los estudiantes que hasta el momento no se hayan matriculado, perderán ese derecho”, refirió Mairena, tras enfatizar que varios universitarios son reincidentes en protagonizar hechos violentos.

De acuerdo con Rodolfo Mairena, hay amenazas de UNEN en contra de la UNAN-León, de interrumpir el inicio de las clases el próximo 23 de febrero, pero en lo que respecta al Consejo Nacional de Universidades, CNU, instancia a la cual pertenecen tanto el Alma Máter como UNEN, no ha habido ningún tipo de diferencias o amenazas, dijo.

Asimismo, el funcionario destacó que el Consejo Universitario orientó a la Policía para que investigue e identifique a las personas que desde el exterior de la universidad participaron en el enfrentamiento campal, que culminó con la destrucción de puertas, ventanas, mobiliario y equipos de oficina, entre otros.

El presidente del Centro Universitario de la Universidad Nacional, CUUN, Manuel Ruiz, expresó que el señor César Pérez, Presidente de UNEN, es el responsable de la inestabilidad que se vive en la UNAN-León, y que en reiteradas ocasiones ha tratado de invadir la autonomía orgánica y el reglamento único de elecciones.

“César Pérez quiere venir a la UNAN–León para convocar a elecciones, pero no vamos a permitir que vengan a manipular y a lesionar nuestra autonomía, somos el movimiento estudiantil más antiguo, fundado en 1914, y tenemos a 18 mil estudiantes, estructuras estudiantiles, y, por tanto, la UNEN no tiene por qué venir a amenazarnos”, aseveró Ruiz, quien anunció que las elecciones estudiantiles se van a dar en tiempo y forma, una vez inicie el año lectivo 2009.