Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

Quince proyectos --la mayoría bastante sensibles-- destinados a mejorar el drenaje pluvial y a disminuir los riesgos por inundaciones, deslizamientos, epidemias y daños ambientales en barrios de los distritos tres, cuatro, cinco y seis de Managua, no serán ejecutados por la administración del alcalde Alexis Argüello este 2009, pues no se incluyeron dentro del plan anual aprobado este martes por la mayoritaria bancada de concejales sandinistas.

De acuerdo con el Plan de Inversión Anual 2009, el costo total de los quince proyectos descartados asciende a 31 millones 162 mil 171 córdobas, y beneficiarían a más de 157 mil managuas.

Luciano García, concejal opositor que hizo este señalamiento, atribuyó esta situación a la “irresponsabilidad” del alcalde Argüello, a quien, dijo, “hay que explicarle las cosas como chavalito” para que entienda las prioridades de la comuna capitalina.

“157 mil personas van a quedar afectadas en Managua durante este invierno, porque el irresponsable “concejal” Argüello, no se percató de que tuvo que haber metido quince proyectos que sí valen la pena”, aseveró García.

Argüello logró este martes la aprobación de los concejales sandinistas para ejecutar unos 120 millones de córdobas en proyectos bajo el régimen de exclusión de procedimientos, es decir, aplicando contrataciones directas sin ningún tipo de licitación, lo que ha desatado fuertes críticas por el manejo discrecional del que puede ser objeto este dinero.

Ya ven inundaciones en el “Jonathan”

Uno de los proyectos descartados por el plan de inversión de Argüello para 2009, es la construcción de drenaje pluvial en el barrio “Jonathan González”, en el Distrito Tres de Managua.

Su costo estimado es de 4 millones 216 mil córdobas, y su objetivo es solucionar el “punto crítico” de drenaje pluvial y brindar seguridad a los habitantes del barrio, según una ficha técnica de la Dirección General de Proyectos de la Alcaldía de Managua.

La justificación para el mismo es, según dicho documento, que “las descargas de aguas pluviales de los barrios aledaños Golfo Pérsico, ‘Carlos Núñez’ y ‘Enrique Bermúdez’ desembocan directamente en el barrio ‘Jonathan González’, provocando inundaciones en temporada de invierno en 180 viviendas afectadas. El andén peatonal, único acceso del sector se inunda imposibilitando la circulación peatonal”. La población de beneficiarios es de 6,682 habitantes.

En el mismo Distrito Tres, quedó descartado un proyecto de instalación de tubería y de cuatro cajas de captación de aguas pluviales, el cual habría beneficiado a dos mil 699 habitantes, pues ya no se construirá este año.

El objetivo era disminuir las escorrentías superficiales en temporada lluviosa que provocan inundaciones y difícil acceso a las viviendas. El costo de proyecto es de 5.6 millones de córdobas.

Otro más en peligro

Igualmente, en el barrio “Francisco Meza”, en el Distrito Seis, no se ejecutará la construcción de drenaje pluvial cuyo costo se calcula en un millón 100 mil córdobas.

El proyecto urge para la población del lugar, por las “constantes inundaciones y contaminación ambiental con proliferación de enfermedades de transmisión viral y bacterial, que afectan directamente a la población infantil más vulnerable”.

En el barrio “Adolfo Reyes”, del Distrito Cinco, la instalación de tubería de 30 pulgadas de drenaje pluvial evitaría el desbordamiento de las aguas pluviales que fluyen sobre las vías, lo que a su vez erradicaría “enfermedades de transmisión vectorial y viral”, según documentación oficial. Tampoco se ejecutará esta obra que beneficiaría a 4 mil habitantes.

En Laureles Sur

Otro de los proyectos más sensibles, pospuesto por la administración de Argüello, es la elaboración de diseño base y ejecución de drenaje pluvial en el barrio Laureles Sur, en el Distrito Seis de la capital.

Doce mil 133 habitantes se pudieron haber beneficiado este año con la obra cuyo costo asciende a 4 millones de córdobas. Según la ficha técnica del proyecto, éste es urgente para eliminar los “puntos de inundación”.

La lista de proyectos descartados, la complementan obras en los barrios “Francisco Salazar”, “Carlos Fonseca”, Grenada, Anexo Villa Libertad, “Carlos Núñez”, “Arlen Siu”, “Walter Ferrety” y Lomas de Guadalupe. El costo total de los mismos es de 31 millones 162 mil 171 córdobas, y el beneficio alcanzaría a 157 mil habitantes de los distritos tres, cuatro, cinco y seis.

Luciano García, concejal de la Alcaldía de Managua por la bancada “Antifraude”, criticó que Alexis Argüello priorizará obras como la construcción de canchas en los parques, puentes vehiculares, recarpeteo de calles y adoquinados --y que, además, estas demandas se efectúen por medio de contrataciones directas y no licitaciones--, y no el problema de las tradicionales inundaciones en la capital.

Según cálculos de García, la administración de Argüello ejecutará 55 proyectos en 2009 bajo el régimen de exclusión de procedimientos, obras que alcanzan unos 120 millones 55 mil córdobas.

De éstos, 31 proyectos, equivalentes de unos 49 millones de córdobas, sí ameritan efectuarse bajo dicho régimen. Pero no los restantes 24 proyectos, por el costo de 70 millones de córdobas, afirmó.

“No podemos aprobar casi 71 millones de córdobas que no tienen nada que ver, cuando se están dejando por fuera 30 millones de córdobas, donde 157 mil personas se van a ver seriamente afectadas en tiempos de invierno”, indicó el concejal opositor.

García tampoco descartó que debido a la discrecionalidad en el manejo de los millonarios recursos, “de aquí van a salir muchos empresarios sandinistas beneficiados”.



El Concejo de Managua, encabezado por el alcalde Alexis Argüello y los concejales del Frente Sandinista, violentaron la Ley de Contrataciones Municipales, Ley 622, al aprobar la exclusión de procedimientos para contratar directamente 55 proyectos, sin que existieran razones de emergencia establecidas por dicha norma, que exige incluso un aval del Comité de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred).

En su artículo 4, la ley indica que se podrá excluir de procedimientos por razones de desastre o emergencia en el municipio, que requieran decisiones inmediatas, “previa a la declaratoria de alerta municipal del alcalde, sustentada por la recomendación del Comupred”.

El contralor Lino Hernández explicó que la Ley 622 establece en el artículo 4, que el alcalde tiene la obligación de remitir copia certificada de la sesión en la que se aprobó la exclusión a más tardar en 15 días, para verificar si había mérito o no para tal decisión, so pena de incurrir en sanciones establecidas en la Ley Orgánica de la CGR.

(Luis Galeano y Mauricio Miranda)