• |
  • |
  • Edición Impresa

Propietarios de restaurantes y otros establecimientos comerciales del municipio de Cárdenas se han visto afectados en las últimas semanas por constantes cortes del servicio de energía eléctrica.

De acuerdo con los habitantes de este municipio fronterizo con Costa Rica, los apagones no programados se producen a cualquier hora y ocurren con mayor frecuencia cuando llueve o hay fuertes ráfagas de viento.

“El problema se viene dando desde hace un mes. Los más perjudicados somos los dueños de negocios y los clientes que vienen a recrearse a los establecimientos del malecón y otros que se localizan en la zona costera”, señaló Juan Gutiérrez, propietario de un restaurante de la localidad.

Gutiérrez agregó que "la luz de pronto se va por las noches y no permite dar vida a la actividad nocturna. Productos como el pescado, que son muy delicados, son los primeros que se malean, pero a los pobladores también se les han dañado muchos electrodomésticos y pensamos que el problema está en las líneas de transmisión eléctrica que vienen de La Virgen a la frontera de Peñas Blancas”.

El poblador Sergio Rivas aseguró que todo el casco urbano de Cárdenas está siendo afectado por los cortes de energía, lo que provoca el cierre de algunos negocios y pérdidas de productos cárnicos y lácteos.

Rodrigo Aguilar, delegado en este departamento del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), aseguró que de estos cortes de energía no existen oficialmente ninguna denuncia hasta fecha.

"Por lo general, los usuarios acuden a las oficinas de Dissur-Rivas y solo el que conoce de esta institución viene a nuestras oficinas, pero no tenemos una sola queja ”, concluyó.

“Entre los afectados se encuentran pulperías y hasta la heladería de Ulisa Gámez, y desconocemos a qué se debe las afectaciones, aunque recientemente explotó un transformador”, explicó Rivas.