Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

El consorcio noruego-estadounidense Petroleum Geo-Services (PGS), recibió permiso del gobierno de Honduras y esta semana inició labores de exploración petrolera a lo largo de 10 mil kilómetros de la plataforma marítima fronteriza con Nicaragua, en el borde de la línea bisectriz que trazó en el Caribe la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en su fallo limítrofe de octubre de 2007.

El gobierno hondureño, al licitar y extender la concesión a Geo-Services, detalló en un documento que esa zona ya está libre de litigios fronterizos con Nicaragua, y la ofrece como un “territorio marítimo hondureño rico en recursos pesqueros y con importantes reservas petrolíferas y de gas”, según explicaron los ejecutivos de la compañía.

En los 4 cayos perdidos

El área otorgada en concesión comprende el costado norte de la línea fronteriza trazada a partir del paralelo de 15 grados 00 minutos 52 segundos, que la Corte Internacional delimitó en su fallo del 8 de octubre de 2007; y las labores de exploración pondrán especial énfasis en los bancos minerales que alojan los cayos Bobel, Savanna, Port Royal y South, que Honduras obtuvo en dicha resolución mediante la línea bisectriz.

La empresa multinacional de geofísica precisó que el gobierno hondureño, mediante su Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), firmó en diciembre pasado un contrato para el levantamiento del estudio sísmico en la zona y las labores de campo iniciaron el lunes. Ayer empezaron a asentarse en la zona mencionada.

Zelaya tiene certeza

Al concluir el proceso de exploración, según el contrato, será el Gobierno el que deberá determinar a qué empresa concederá los derechos de explotación en caso de hallarse petróleo o gas natural en el subsuelo marino, pero todo dependerá de la cantidad y calidad de los yacimientos,
El presidente Manuel Zelaya no duda de que hay grandes reservas de ambos hidrocarburos en esa zona. “Estamos autorizados y tengo totalmente certeza de que hay yacimientos de gas y petróleo… que Honduras va a poder aprovechar en un próximo futuro”, precisó públicamente dos días después del fallo de la Corte Internacional, algo que remarcó en diciembre pasado frente a los ejecutivos de la compañía.