•  |
  •  |
  • END

Una carta en poder de EL NUEVO DIARIO revela que supuestamente por órdenes del presidente Daniel Ortega Saavedra, las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) han obstaculizado la legalización e inscripción de los títulos que el mismo gobierno orteguista entregó días antes de las elecciones municipales a más de 500 pobladores de Tola, que reclamaban la zona costera de Playa Amarillo.

A los pobladores se les asignó, mediante nueve títulos, 30 manzanas, y la entrega se hizo nueve días antes de las elecciones municipales. Algo similar sucedió con el ex militar César Trinidad Ibarra, a quien la PGR le emitió dos cartas de no objeción, y lo favorece de esa manera con 41 manzanas, pero él, al igual que los pobladores, no ha podido inscribir su propiedad en el Registro Público de la Propiedad de Rivas, donde el registrador Pedro Muñoz confirmó que las 71 manzanas siguen a nombre del Estado y que por ende no puede inscribirlas a nombre de los pobladores ni de Ibarra.

EL NUEVO DIARIO trató ayer de buscar la versión del procurador de la zona sur, Wilber Ibarra Blanco, quien fue el que entregó los nueve títulos y avaló las cartas de no objeción que firmó el propio procurador general de la República, Hernán Estrada, pero fue imposible localizarlo, y extraoficialmente se conoció que no está autorizado para hablar del tema.

Las 71 manzanas de esta codiciada playa de Tola vienen siendo objeto de múltiples disputas en las que también participa el granadino Bayardo Argüello, y cuando el procurador Estrada pasó la propiedad a nombre del Estado en noviembre de 2007, y la inscribió en el tomo 421, folio 173 al 178, la zona recobró un poco la calma, y más aún cuando la misma PGR la asignó a más de 500 pobladores que ahora se sienten burlados al no poderlas inscribir, y por eso la “tempestad” está volviendo a estas costas.

Carta al Procurador

La ira de los pobladores llegó a oídos del propio procurador Estrada, a través de una carta que le enviaron, el cuatro de febrero de 2009, líderes de los pobladores beneficiados con los nueve títulos. En la misiva los pobladores atacan fuertemente a Ibarra Blanco, ya que dicen que se les “hace inaudito que la institución que usted dirige (Estrada), no sea facilitadora del proceso de legalización de las 30 manzanas de tierra en posesión de nuestro movimiento en las costas de Amarillo”.

La misiva agrega que es inconcebible que de manera irresponsable el procurador departamento, Wilber Ibarra Blanco, les haya manifestado que es producto de órdenes superiores de la Presidencia de la República, que no se les ha permitido inscribir dicha área.

A la vez le recuerdan a Estrada que se respete la escritura número 99, que ellos tenían antes de que les entregaran los nueve títulos, y que a la vez les den la carta de no objeción de las 30 manzanas, para que las pueden inscribir de una vez por todas.

Por su parte, el ex militar Ibarra acusó ante el Tribunal de Apelaciones de Granada a la juez del Distrito Civil de Rivas, Genny Chávez, por retardación de justicia, ya que ésta, el 13 de septiembre, le canceló la inscripción de las 71 manzanas de Amarillo, por lo que introdujo un recurso de apelación, pero es la fecha y la judicial no se ha pronunciado.

Chávez ordenó la cancelación de la inscripción de Ibarra, el 13 de septiembre de 2007, y la respuesta de la acusación que formuló en contra de la judicial fue una ridícula multa de 40 córdobas, pero los magistrados de la Sala Civil de Granada también ordenan a la judicial que administre justicia en el presente caso.

Por su parte, la judicial explicó que las 71 manzanas que reclama Ibarra están a nombre del Estado, y que el litigio entre Ibarra y Argüello por esa propiedad se encuentra paralizado precisamente porque se disputan áreas del Estado, y al no intervenir la PGR, no le puede dar paso a sus escritos.