•  |
  •  |
  • END

Los miembros de la Asociación de Jueces de Nicaragua (Ajumanic) la arremetieron ayer en contra del procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, y de la directora de la Defensoría Pública, Marielos Mendoza, por verter críticas por impuntualidad en sus horarios y actitud en la administración de
justicia.

Como para no dejar dudas sobre la fuerza que representan, los miembros de Ajumanic de Managua, acompañados de directivos nacionales, comparecieron ante los medios de comunicación con casi la totalidad de jueces capitalinos.

Un día antes, Cabezas pidió a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la imposición de sanciones y la destitución de jueces que no cumplen con su horario de trabajo, por lo que provocan retardación de justicia.

Cabezas afirmó que los jueces sólo llegan puntuales cuando los banqueros los llaman para solicitar requerimientos y embargar a los morosos, y que en una reunión con los magistrados pedirá que “se aplique el sistema de marcar tarjeta, aunque a los jueces no les guste”.

Los jueces expresaron que las declaraciones de Cabezas son injuriosas, porque ellos trabajan más de las horas establecidas, y hasta llevan expedientes a sus casas, porque el tiempo en los despachos no es suficiente para resolver.

Vale mencionar que días atrás, el vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, dijo que durante una reunión con los jueces se les pidió que cumplan con el horario de entrada establecido, porque de lo contrario comenzarían a deducirles de su salario, porque hay algunos que siguen llegando a las diez u 11 de la mañana, como acostumbraban hacerlo cuando el horario era de ocho a cuatro de la tarde.

Según Cabezas, el Nuevo Modelo de Gestión de Despacho solamente ha incrementado la corrupción, lo que fue rechazado por Ajumanic, al afirmar que eso daña no sólo la imagen de quienes imparten justicia, sino de los magistrados que muy dignamente y con profesionalismo dirigen el Modelo.

“En el caso del Procurador, lo interpelaremos ante la Asamblea Nacional para que cumpla con las obligaciones de su cargo y no vierta juicios a priori, evitando manifestar opinión de forma generalizada sin tener el sustento previo”, indica un comunicado de Ajumanic.

Se quejarán ante Consejo

En cuanto a Mendoza, Ajumanic anunció que interpondrá una queja en su contra ante el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, para que responda por sus declaraciones injuriosas en contra de jueces y magistrados.

Por su parte, la Dirección de Relaciones Públicas de la Defensoría Pública, instancia del Poder Judicial, aclaró en un comunicado que si bien es cierto hay problemas, éstos son debidamente abordados con la Comisión Nacional y Departamental de Implementación del Código Procesal Penal, CPP.

En honor a la verdad, la Defensoría Pública aclara, además, que en ningún momento la doctora Mendoza ni ningún defensor ha acudido donde el procurador Cabezas, ni ante ninguna instancia a interponer ninguna queja y/o denuncia en contra de los jueces.

Las declaraciones del procurador Cabezas y de Mendoza se dieron durante una reunión de trabajo convocada por el Procurador, a la que acudieron esta última y varios defensores, quienes desconocían que la Procuraduría había convocado a los medios de comunicación social para denunciar lo anterior, indica el comunicado.