•  |
  •  |
  • END

Dixon Cordero Rivera tiene 17 años y vive en Waslala, uno de los municipios más pobres de Matagalpa. Desde pequeño vio las carencias que sufren los pobladores de este lugar, pues no tienen acceso a la salud y ni a medicinas.

Este bachiller se graduó con excelentes notas y eso le permitió obtener una beca para estudiar la carrera de medicina en Cuba. “Desde pequeño soñaba con ser médico, pero era casi imposible, ya que mi padre es un campesino que vive de la tierra, y mi madre vende cajetas para mantenernos. Recibir esta beca para estudiar medicina en Cuba es un sueño para mi”, expresó Cordero.

Relató que tuvo que estudiar en el turno nocturno, pues en el día trabajaba como dependiente en una pulpería. También laboró como recepcionista en un ciber en la parroquia La Inmaculada de Waslala, y así logró mantener sus estudios.

“Todo esto me sirvió de experiencia y me enseñó a valorar lo que tengo, pues ahora se me darán las facilidades para lograr una carrera”, dijo el estudiante.

En total serán 200 bachilleres los que estudiarán la carrera de Ciencias Médicas en Cuba y Venezuela, informó Mario Rivera, Director del Instituto de la Juventud.

Priorizaron zonas rurales

El ministro de Educación, Miguel De Castilla, indicó que estos jóvenes estudiarán cinco años en el Instituto Latinoamérica de Medicina, en Cuba, y el último año lo realizarán en Nicaragua.

El director del Injuve dijo que se priorizaron a los estudiantes de las zonas rurales, con el fin de que regresen a su comunidad el beneficio que recibieron.

Johston Cruz Hernández es un estudiante de Moyogalpa, Ometepe, y al igual que el resto de bachilleres, su promedio es superior al 90 por ciento. Estudió en el colegio Nuestros Pequeños Hermanos, y dijo que su motivación para estudiar medicina es la pobreza en la isla. Comentó que Ometepe sólo cuenta con un médico para atender a toda la población.

“La gente que tiene dinero viaja a Rivas para buscar a un especialista, pero la gente pobre no tiene opción, por eso es necesario la formación de médicos en la isla”, expresó Cruz. Carmen Hernández Centeno es originaria de San Carlos, Río San Juan. También fue seleccionada para estudiar medicina en Cuba, y al igual que el resto de historias, en su municipio la gente muere por la falta de atención y medicinas.

Los estudiantes tienen la esperanza de volver a sus municipios y brindar atención gratuita a la población.