•  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS
La denuncia de discriminación racial en la discoteca El Chamán interpuesta por la diputada ante el Parlacén, Bridgete Budier Bryan, sólo es la punta del iceberg, porque otros ciudadanos costeños decidieron manifestar sus propias experiencias segregacionistas de las que fueron víctimas en ese y en otros centros nocturnos capitalinos.

Danilo Chang, un joven originario de Bluefields, relató a EL NUEVO DIARIO que hace dos años, cuando cursaba estudios universitarios en Managua, fue rechazado en El Chamán y en el Hipa Hipa.

“Es evidente que no me dejaron entrar por mi aspecto afrocaribeño”, se quejó Chang, quien dijo haber visto cómo otras personas que vestían de forma estrafalaria, sí fueron admitidas en esos antros por la sencilla razón de ser blancos.

“Parece que es una práctica común negar el acceso en varios establecimientos nocturnos de la llamada ‘Zona Rosa’ de Managua si sos indígena, negro, pobre, obeso o viejo”, se quejó Chang.

Flagrante atropello

“La noche del viernes 6 de febrero, cuando la diputada Budier fue ultrajada en la puerta de El Chamán, no andaba sola, era acompañada por el funcionario del IDR, Gregorio Campbell; por el arquitecto Víctor González; por Sidney Francis, que es presidente de la Organización Negra de Centroamérica; por Majaila Francis, que estudia Administración de Empresas en la UCC, y por Delia Martínez, asistente del viceministro de Asuntos Indígenas de la Cancillería de la República, todos ellos afrodescendientes y originarios de la Costa Caribe”, explicó Miriam Hooker, del Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos de la Costa Atlántica (Cedehca).

Hooker recordó que conforme al artículo 428 del Código Penal, se sanciona a los dueños de dicho establecimiento (El Chamán), con 500 días de multa por promover la discriminación racial en contra de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de la Costa Caribe de Nicaragua.

Repudian estereotipos

Miriam Hooker señaló que los puertos y aeropuertos son otro frente de discriminación en contra del pueblo costeño. “Cada vez que un creole o un indígena viaja a Managua y a otras regiones del país, lo tratan de una forma humillante”, indicó.

Hooker reconoció que cuando asumió el actual gobierno, la Policía, la Fuerza Naval y autoridades aeroportuarias habían moderado su comportamiento, pero ahora han vuelto a los registros rigurosos de maletas y maltrato a pasajeros.

Desnudan a los de piel oscura

Incluso, una ciudadana blufileña que omitió su nombre, denunció que en el Aeropuerto de Managua y en el puerto de El Rama, ha vuelto la práctica degradante de desnudar a los viajeros de piel oscura o de acento caribeño.

“Entendemos que ellos (Policía y Fuerza Naval) tienen que hacer su trabajo, pero deberían utilizar tecnología moderna para descubrir droga u otros objetos prohibidos; debe cesar el trato degradante a costeños y costeñas, porque si viajas de Managua a Masaya sí respetan el derecho a la movilización y no maltratan a la gente como lo hacen con los costeños”, reiteró Hooker.

Finalmente, el procurador de Derechos Humanos de la RAAS, Wilfredo Jarquín, anunció que su institución estará pendiente de la actuación de las autoridades, para que se haga justicia por el delito racial del que fue víctima la diputada Bridgete Budier.