•  |
  •  |
  • END

“Manipulación caerá por su propio peso”, dice Padre Alvarez

Iglesia Católica exige respeto a “rezadores”

Melvin Martínez

El vocero de la Curia Arzobispal de Managua, padre Rolando Álvarez, instó a quienes están detrás de los llamados “rezadores de las rotondas”, a que “den la cara, atiendan sus demandas y que de una vez por todas cese el irrespeto a la dignidad humana de esas personas”.

“Las cosas caen por su propio peso”, sentenció el religioso, quien agregó que la Iglesia Católica se mantuvo al margen de esa actividad “que nunca fue vista como una manifestación religiosa, sino como una postura ideológica y política”.

Respecto a la manipulación de los símbolos religiosos -las imágenes de la Virgen María-, en las rotondas de Managua, afirmó que también caerá por su propio peso.

“Así como esta actividad político-económica de las rotondas está cayendo por su propio peso, también la manipulación religiosa con las imágenes del catolicismo, en su momento caerá por su propio peso”, recalcó Álvarez.

Se juega con la necesidad

El sacerdote dijo que es evidente, en los mal llamados “rezadores”, que en su mayoría son personas de la tercera edad que llegaron a Managua protestando contra el gobierno y que ahora experimentan un desgaste moral, físico y espiritual, ocasionado por el “irrespeto a su dignidad y sus derechos”.

“La única tristeza que tenemos es ver cómo se juega con el hambre de la gente, con la situación económica extremamente precaria del pueblo; ver rostros cansados, agobiados y entristecidos, rostros de hijos de una misma patria y de un mismo Dios”, agregó Álvarez.

Señaló que la Iglesia defiende la dignidad humana y el derecho de las personas a vivir una vida digna, pero no defiende situaciones en que se ve una clara manipulación social y económica que conlleva al irrespeto de la dignidad de las personas.

Alvarez, dejó claro que la Iglesia Católica no va a intervenir en el problema, pues “entre ellos deben arreglar sus propios problemas políticos y económicos”.

Mentalidad autoritaria

En temas administrativos, el padre Álvarez criticó el exceso de exclusiones de procedimientos que está realizando el gobierno central y ahora la Alcaldía de Managua, bajo el control del orteguismo.

“El problema esencial es que quien ejerce la función pública tiene un corte de mentalidad autoritaria y no quieren que hayan normas, leyes y preceptos administrativos que controlen el proceder público”, concluyó.







Amenaza al empleo, manipulación de pobreza y exposición al peligro de “acarreados”

Clientelismo partidario pisotea derechos humanos

Rafael Lara

El llamado “clientelismo” político, o el ofrecimiento de beneficios o chantaje para obtener el apoyo de cierto sector de la población hacia un partido determinado, no sólo juega con los honra de las personas, también se aprovecha de la pobreza y de la necesidad de la población, según considera Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, en el caso de la denuncia pública de los rezadores.

“El caso de los rezadores que reclamaron las promesas incumplidas es una de las manifestaciones evidentes, pero también esta manipulación se refleja con diversas características, y habría que iniciar con las promesas electorales para incentivar apoyo en determinadas acciones, aunque al final éstas no se materialicen”, dijo Carrión.

Más allá de los rezadores

Carrión comenta que en el contexto del año pasado, se conoció en diversas ocasiones la movilización de gente. Este fenómeno fue más allá de los rezadores, al marcarse con expresiones de violencia no sólo de éstos, sino también de los empleados públicos, que en algunos casos vieron amenazada su estabilidad laboral, pero que, en otros casos, actuaron movidos por el fanatismo o bajo la promesas de beneficios materiales. Esto creó una ola de agresión poco vista a nivel social.

“Los rezadores están en la misma tónica: son muchas las promesas y poca la capacidad de cumplimiento. Debemos tomar en cuenta que el sostenimiento mensual de las 9 rotondas con la organización, transporte, alimentación, letrinas y materiales de propaganda, es imposible sin capacidad de recursos, lo que debe estar respaldado por una logística efectiva y de dinero”, señaló.

El abogado indicó que, en esto, los abusos son un riesgo latente para quienes se van con promesas, y aunque ya hubo una denuncia de una parte de los rezadores por la falta de cumplimiento de promesas de prebendas, es necesario también enfatizar en la supuesta ayuda de iglesias evangélicas y empresarios, en medio de la propaganda que caracteriza a los Consejos del Poder Ciudadano, que están a las órdenes de la primera dama Rosario Murillo.

“Ante la confusión Estado-partido-familia Ortega se debería poner énfasis en los orígenes de los fondos que se utilizan para este tipo de acciones, y hasta dónde el dinero de los contribuyentes se destina a ello”, expresó Carrión.

Señala que hay una gran duda sobre la identidad anónima de los empresarios que dicen apoyar la “causa”. Algo inusual en medio de una crisis económica, donde el Consejo Superior de la Empresa Privada habla de congelamiento de salarios o reducción de empleos. De ser en realidad empresarios habría que conocer qué esperan del generoso apoyo que brindan al partido.

Una muestra de política gubernamental

Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, lamenta la utilización de estas personas y de símbolos religiosos, ya que ello resulta ser un atropello a la dignidad de las personas, creando una confusión en la sociedad y violentando los derechos humanos de la población
Indicó que están dando seguimiento al caso de la denuncia interpuesta el viernes, la cual refleja el doble discurso, la forma de manipular a la gente para fines partidarios y la agresividad demostrada por los líderes del plantón en contra de los denunciantes. Ello es una muestra de la política gubernamental de premio para sus seguidores o castigo para quienes los critican.