Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LEÓN
Pasando por encima de las decisiones del Concejo y totalmente desesperado por demostrar a la población leonesa el inicio de la ejecución de proyectos sociales, el cuestionado alcalde de León, Manuel Calderón, hizo préstamos bancarios, que además de endeudar aún más a la institución, pone en riesgo la estabilidad de cerca de 1,000 trabajadores.

Calderón admitió que desde el período electoral, su equipo de trabajo contempló la necesidad de realizar un préstamo bancario. “Hicimos las solicitudes técnicas a las distintas entidades bancarias para solicitar dos préstamos de 20 mil dólares cada uno, y las mejores condiciones las tuvimos de parte del Banpro, esa decisión ya la habíamos dado a conocer desde antes del nueve de noviembre”, dijo el cuestionado edil.

Añadió el funcionario que uno de los préstamos sería pagado a corto plazo en un período de un año, con fondos de las transferencias del gobierno central, los recursos estarían destinados para reparar y adoquinar caminos. El segundo préstamo serviría para dignificar la vivienda de los leoneses, el 35 por ciento lo iban a pagar los beneficiarios y el resto lo pagaría la alcaldía en cuatro años.

Achaca deuda a Tránsito Téllez

“No estaba previsto nunca que iba a quedar una deuda millonaria de la administración anterior (Tránsito Téllez), nosotros tenemos que ir pagando esa deuda e ir acomodándonos con los acreedores”, señaló Calderón, tras asegurar que antes de realizar los préstamos bancarios acudieron al Ministerio de Hacienda y Crédito Publico y a otras instancias que facultan para tal fin.

La alcaldía recibe anualmente de las transferencias gubernamentales 22 millones de córdobas para invertirse en obras sociales, sin embargo, la administración anterior que presidió Tránsito Téllez, dejó una deuda de gastos corrientes que asciende a 17 millones y medio de córdobas, además heredó una deuda del INSS de siete millones y medio, a esta deuda se suma una cuenta histórica del INSS de 18 millones de córdobas.

Ex candidato Terán:
“Tenía que consultar”

Ariel Terán, ex candidato a alcalde por la Alianza PLC en León, señaló que los préstamos tenía que autorizarlos el Concejo a través de mayoría calificada.

“Aquí no es cuestión de que se le ocurrió hacer préstamos, tenía que consultar y presentar los proyectos al Concejo y los montos de cada uno; era el Concejo a través del voto calificado quien iba a autorizar cualquier préstamo”, dijo Terán.

“Aquí está empezando una forma de corrupción, los concejales no pueden dejar que este señor Calderón haga lo que quiera al margen del Concejo”, añadió.

El concejal del PLC, Diego Reyes, dijo que el préstamo efectuado por Calderón es ilegal porque es una atribución del Concejo la aprobación de operaciones del crédito municipal.

“Es deber del alcalde, de acuerdo con el artículo 34, inciso 15, la autorización tanto de la banca privada como pública para créditos de corto y mediano plazo, para la realización de obras o prestaciones de servicios”, aseveró Reyes.

Es el Concejo quien debe autorizar al alcalde para solicitar a la banca privada o a las entidades de créditos debidamente autorizadas por la Superintendencia de Bancos, pero inmediatamente deberá informarle a la Contraloría General de la República y al Instituto de Fomento Municipal, Inifom, situación que el señor Calderón omitió, dijo Reyes.

Según Reyes, la Ley de Transferencia Municipal en su artículo 21 es clara, los créditos a mediano y a largo plazos se podrán contraer siempre y cuando el servicio de la deuda de todos los créditos contratados por el municipio no sea superior al 20 por ciento de los ingresos anuales del municipio.

Añadió que la asesoría legal de la municipalidad debería leer exhaustivamente las leyes que tienen que ver con el entorno municipal para que el Concejo pueda actuar apegado a derecho, “insto la banca privada nacional o extranjera que le solicite al alcalde de León la autorización de políticas crediticias y la certificación del acta aprobada por el Concejo”, expresó.