•  |
  •  |
  • END

Previendo la cantidad de aplazados en el examen de admisión de 2008, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), tomó la decisión de que el mínimo para aprobar será el 40% de la nota acumulada.

El vicerrector académico de esta universidad, Elmer Cisneros, comentó que igual a todos los años siempre habrá estudiantes que realizarán un buen examen, otros obtendrán notas intermedias y algunos reflejarán sus serias limitaciones.

“Para este año no esperamos cambios significativos, a pesar de las nuevas políticas educativas que está implementado el Ministerio de Educación, ya que los resultados se verán al menos en tres años”, señaló el académico.

Afirmó que el año pasado se presentaron al examen de admisión siete mil estudiante, de éstos, seis mil 500 hicieron el examen, y sólo el 85% ingresó a la UNAN-Managua. Cisneros indicó que los que no lograrán clasificar son los que saquen menos del 40% del promedio final en todas las variables del examen.

“Hay una minoría que saca hasta cero en el examen de Español o Matemáticas, y eso significa que hay profundas limitaciones en el sistema de enseñanza”, expresó el vicerrector. Además, dijo que no es en Managua donde se obtienen los mejores resultados, ya que el año pasado sólo uno de cuatro alumnos capitalinos salió bien en el examen de Español.

Alumnos no analizan
Cisneros expresó que algunos de los estudiantes encuestados el año pasado, afirmaron que sus maestros no les impartieron algunos de los temas que estaban en la guía del examen, y en algunos casos sólo los repasaron superficialmente.

Además, dijo que el problema no está en el examen, ya que la prueba es diseñada por profesionales experimentados y se toma como base el temario que el Mined imparte en la educación media del país.

“Se evalúa con base en lo que se ha enseñado, sin embargo, el problema está en la capacidad de análisis del alumno. Existe una tendencia de aprender memorísticamente, y eso dificulta, por ejemplo, la interpretación de la idea central de un párrafo”, indicó el académico. Cisneros agregó que se debe erradicar esa forma de aprendizaje
“Debemos formar un estudiante activo, un maestro propositivo y más motivado, centros educativos con excelente bibliografía, padres más interesados en la situación académica de sus hijos, y esto dará como resultado un mejor alumno preparado para el examen de la universidad”, dijo el vicerrector de la UNAN-Managua.

Acabar con el empirismo
Alejandro Genet, Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UNAN, afirmó que otra manera de preparar mejores alumnos es logrando la profesionalización del magisterio nacional, y para esto el gobierno debe poner de su parte al garantizarle al maestro un salario digno.

“Hay que hacer grandes esfuerzos para que el nivel de empirismo se reduzca cada vez más, además de darle un reconocimiento económico-social a los docentes, ya que gran parte de los titulados cambian de opción laboral cuando encuentran una alternativa salarial mejor, y es un esfuerzo que se pierde”, dijo Genet.

Comentó que los profesionales que trabajan en el nivel de educación superior “debemos procurar que los maestros recién graduados tengan nuevas y mejores estrategias en el proceso de enseñanza. Tenemos que actualizarlos científicamente, pero también tenemos que mejorar el arte de enseñar a aprender”, dijo el decano de la Facultad de Educación.

Más de diez mil aspirantes
Para este año, la UNAN-Managua tiene inscritos a 10 mil 242 candidatos, para un total de siete mil 890 cupos en más de 50 carreras a nivel de licenciatura. El vicerrector Cisneros aseveró que esperan que clasifiquen más de siete mil estudiantes, ya que cada uno tiene derecho a dos opciones en la carrera de su preferencia.

Afirmó que existe la tendencia de llenarse los cupos en carreras como Medicina, Contabilidad y Administración de Empresas, y existen otras que no son del interés de los alumnos.

Comentó que el año pasado más de ocho mil estudiantes se presentaron al examen, y de éstos sólo el 26% aprobó Español y el 4.8% aprobó Matemáticas. “No esperamos que las cifras cambien para este año”, reiteró el académico.