Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, solicitó ayer el cierre de la discoteca El Chamán, por la discriminación racial que ejercen en ese lugar en contra de numerosas personas quieren ingresar a esas instalaciones.

“Hay que cerrar ese lugar por racista. ¿Cómo vas a creer que no van a dejar entrar a los jóvenes por ser negros? Esa es una violación a los derechos humanos”, expresó Cabezas, luego de recibir a una delegación de la comunidad Caribe, entre la que estaban varias personas a quienes les fue negada la entrada a la discoteca.

El Procurador aseguró que después de hacer pública la denuncia de esta violación a los derechos humanos y del claro rechazo al racismo, solicitará al Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, que cancele el permiso de operación a El Chamán y otras discotecas como Brother e Hippa Hippa, donde aplican la misma medida de no dejar entrar a personas de piel negra o que tengan rasgos indígenas.

Además, solicitará al alcalde de Managua, Alexis Argüello, que retire inmediatamente la matrícula a ese centro nocturno.

Cabeza agregó que la política “Nos reservamos el derecho de admisión” que aplican estos centros nocturnos es una clara violación a la Constitución de la República de Nicaragua, que dice que todos somos iguales; al Código Civil y a Tratados Internacionales de Derechos Humanos que el país ha firmado.

La controversia del tema se dio después de que la diputada Bridgete Ivonne Budier Bryan y Francisco Campbell, del Parlamento Centroamericano, denunciaron ante el Ministerio Público a los dueños de la discoteca El Chamán por el delito de “discriminación racial” en perjuicio de un grupo de personas a quienes les negaron el ingreso, sin brindar ninguna explicación.

Trato humillante

Para Katheryn Hodgson y Jahaira Omier, parte de las personas ofendidas, la noche que se les negó la entrada a la discoteca fue humillante, porque quedaron plantadas delante de sus amistades sin explicación razonable sobre el porqué se les negaba la entrada.

“Fue humillante, porque a todas mis amigas blancas las dejaron entrar y a mí no, sin más explicación. No entiendo por qué lo hacen si el dinero es el mismo”, expresó Hodgson.

Testimonios como el de esta joven hay muchos, y por eso la diputada ante el Parlacén, Bridgete Budier, solicitó junto a Cabezas el cierre de El Chamán y que se investigue esta práctica en otros establecimientos comerciales, así como en instituciones, entre ellas el aeropuerto, donde supuestamente los señalan de narcotraficantes por ser negros.

“Fue escalofriante la experiencia de El Chamán. En pleno siglo XXI existe discriminación”, dijo Budier.

Ante la posible discriminación en el Aeropuerto de Managua, Cabezas dijo que “si eso es cierto, exijo al gobierno desde ya el cargo de ese funcionario que esté permitiendo esto”.

Hablan propietarios de El Chamán

Para los hermanos Farhat y Othuan Samara Fernández, propietarios de El Chamán, lo que sucedió con la diputada Bridgete Budier fue un malentendido, porque la hija de la diputada Majailah Francis Budier ya ha entrado a la disco sin problemas, y mostraron una foto de la joven tomada el 23 de enero de 2009 dentro del establecimiento.

“Ella (diputada) ni siquiera llegó a la puerta del establecimiento, y a quienes se les negó la entrada fue a dos varones que andaban con ellos, por vestimenta”, expresó Farhat Samara.

Los propietarios de El Chamán aseguraron que después de este malentendido van a plasmar en la entrada el código para poder entrar, uno de ellos es la vestimenta.

“Esto incluye el no uso de shorts, chinelas, camisas muy holgadas, pantalones sucios, entre otros requisitos”, expresó Samara.

Los hermanos Samara, de origen palestino, indicaron a través de un comunicado de prensa que les preocupa que la diputada y sus acompañantes se sintieran discriminados.

“Por ello les ofrecemos sinceras disculpas y nos comprometemos a investigar y a tomar las medidas administrativas necesarias para evitar situaciones como ésta”, dice el comunicado.

También aseguraron que El Chamán, al igual que otros centros de recreación, tiene una política de admisión que tiene que ver con edad legal, código de vestimenta, ebriedad y actitudes agresivas, entre otras.

Mientras tanto, la investigación por discriminación racial continúa en el Ministerio Público, y los diputados denunciantes están citados para el 19 de febrero, antes de comenzar una investigación a fondo con la Policía Nacional, aseguró la semana pasada Julio Centeno Gómez, Fiscal General de la República.

Afecta turismo

Según el procurador Omar Cabezas, esta actitud de negar la entrada a negros a la disco El Chamán afecta el turismo, porque hay negros de Puerto Rico, Norteamérica y Panamá, que andaban de acompañantes de las jóvenes nicas y también se les negó la entrada.

“Son unos salvajes porque les impiden entrada a negros extranjeros, imagínense lo que pensarían los demás países. No es cuestión de multa, es que se sepa a nivel internacional que cerraron por racista”, recalcó Cabezas.

Lucy Valenti, Presidenta de la Cámara Nicaragüense de Turismo (Cantur), aseguró que la petición del Procurador Cabezas es demasiado drástica y extremista en este año de crisis económica.

“Me parece absurdo plantear el cierre de establecimientos antes de una investigación profunda, porque implicaría que muchas personas queden en el desempleo. Además, las opciones de recreación nocturna en Managua son pocas, y afectaría el turismo nocturno de la capital”, dijo Valenti.

La presidenta de Cantur también agregó que no es justificable lo del racismo, pero cada establecimiento comercial tiene derecho a reservarse el derecho de admisión por cuidar el estatus del negocio.