•  |
  •  |
  • END

PEÑAS BLANCAS
Un verdadero caos vehicular se vive en la frontera de Peñas Blancas, ya que centenares de furgones, buses y vehículos livianos permanecen a ambos lados de la carretera tratando de salir o ingresar al país, por lo que se ha generado un atolladero, y la fila de vehículos ya sobrepasa los cinco kilómetros sólo en territorio nacional.

Al complejo aduanero sólo se puede llegar a pie, y los buses que viajan hacia Managua están entrampados en la frontera, ya que en todo el día de ayer fue imposible avanzar sobre la carretera, y los oficiales de la Policía, del Ejército y el personal de Migración y Aduanas, trataban de ordenar las filas de vehículos para salir del atolladero, pero la misión parecía imposible.

Según el tico Carlos Vega, conductor de un furgón que trasladaba cartón de Managua hacia Costa Rica, desde hace tres días el transporte pesado se ha visto afectado por este atolladero, y ya la fila de vehículos se ha extendido a cinco kilómetros viniendo de la frontera, y hacia territorio costarricense también hay otra buena cantidad de furgones aparcados.

Vega agregó que el motivo del embotellamiento tuvo su origen en una huelga del trasporte pesado que se dio en territorios costarricense y panameño, y eso según él ocasionó que decenas de furgones y buses se aglomeraran entre la frontera de Costa Rica y Nicaragua.

Por su parte, el costarricense Faustino Esquite aseguró que viene de Guatemala rumbo a Costa Rica con un cargamento de químicos, y que al menos se llevará dos días tratando de cruzar la frontera”, ya que nadie busca solución al problema, y deberían darle prioridad a los camiones que van cargados”.

A la vez, señaló que dicho embotellamiento los perjudica por la estadía y porque, además, quedan a la intemperie. En tanto, el conductor guatemalteco José López, de 61 años, se quejó de los funcionarios de Aduana y Migración de Peñas Blancas, ya que aseguró que carecen de eficiencia, y, por ende, no pueden solucionar el atolladero vehicular.