Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Con las medidas de austeridad traducidas en los recortes presupuestarios, el gobierno decidió “sacrificar” áreas tan sensibles como la salud, principalmente en el rubro de compra de medicamentos, cuya reducción es superior a los 54 millones de córdobas. Contrario a eso, el Poder Ejecutivo evitó renegociar o, en su defecto, proponer una moratoria en el pago de la deuda interna, para amortiguar los efectos de la crisis económica internacional.

A juicio del economista Adolfo Acevedo, el Ejecutivo debió presentar al Parlamento una iniciativa de ley de moratoria del pago de la deuda interna de un año, y con eso pasar la tempestad financiera de 2009 para no afectar el rubro medicamentos, cuyo gasto per cápita pasó de 4.5 dólares en 2008, a 4 dólares en 2009.

“Después del recorte, el presupuesto en medicamentos es el más bajo en los últimos cuatro años”, señaló Acevedo.

Para el economista, la reducción presupuestaria en el Ministerio de Salud, Minsa, y en el Ministerio de Educación, conllevan a un “ahorro ficticio”, pues más bien, el dinero que dejarán de percibir estas entidades se utilizará para financiar parte de los 30 millones de dólares en bonos que el gobierno emitirá para garantizar el pago de la deuda interna correspondiente a los Bonos de Pagos de Indemnización, BPI, y Certificados Negociables de Inversión, Cenis.

La reducción total en el Minsa es de 253 millones 378 mil 796 córdobas; mientras que en el Ministerio de Educación, la merma es de 147 millones 83 mil 54 córdobas. Cabe señalar que el último informe no oficial del Mined indica que la matrícula este año disminuyó en 400 mil niños y niñas.

Presupuesto desproporcionado

Las contradicciones son más evidentes cuando se examinan detalles del Presupuesto 2009, sobre todo cuando se notan normes aumentos en el proyecto original que, una vez aplicada las reducciones presentadas por el gobierno el pasado 20 de enero ante la Asamblea Nacional, los incrementos se mantienen aunque en menor porcentaje.

Para el analista del Ieepp, Simeón Rizo, lo anterior tiene una explicación sencilla y es que se hizo un presupuesto inflado, de manera que al momento de hacer reducciones, se garantizara que siempre habría aumentos, menores que lo presupuestado, pero aumentos al fin.

Se van en bebidas

En instituciones como la Presidencia de la República y el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, pese a las reducciones de sus partidas presupuestarias, el rubro de compra de bebidas no alcohólicas, por ejemplo, mantuvo un incremento exorbitante en comparación con el presupuesto asignado en 2008.

En 2008, para la compra de bebidas no alcohólicas, la Presidencia de la República recibió un presupuesto de 103 mil 120 córdobas. En el proyecto original de presupuesto 2009, esa asignación era de 753 mil 654 córdobas; la reducción en este rubro es de 150 mil 731 córdobas. Es decir que, al final, el aumento es superior a los 500 mil córdobas.

En el caso del MTI, en 2008 recibió en concepto de bebidas no alcohólicas, 35 mil 122 córdobas; para 2009 tenía presupuestados 378 mil 899 córdobas. Con la reducción de 80 mil 196 córdobas, el rubro quedó 298 mil 703 córdobas.

Reducciones militares

Pero hay casos aún más inverosímiles, como el del Ejército de Nicaragua, cuya reducción presupuestaria se concentró en el rubro de compra de alimentos para las tropas, pero no en la adquisición de combustibles y lubricantes. El Ejército también redujo el presupuesto para la reparación y mantenimiento de equipos de seguridad e inteligencia militar.

Esto, para Rizo, es totalmente contradictorio, pues la razón del Ejército son sus tropas y sus equipos para garantizar la defensa de la soberanía nacional.

En el caso del Ministerio de Defensa, Midef, los recortes también son un tanto contradictorios, como en el caso de los alimentos. En 2008, el Midef recibió una partida presupuestaria de 72 millones 199 mil 749 córdobas; lo presupuestado en este rubro para 2009 era de 82 mil 487 mil 798 córdobas, a lo que hay que restar 16 millones 178 mil 219 córdobas producto del reajuste, quedando un presupuesto de 62 millones 309 mil 579 córdobas.

Es decir que con el recorte presupuestario de 2009, se redujo la partida presupuestaria para alimentos en más de 10 millones de córdobas.

Además, se redujo el monto correspondiente a mantenimiento y reparación de obras y equipos de seguridad y defensa. En este rubro, en 2008, el Ejército de Nicaragua recibió un presupuesto de 17 millones 432 mil 752 córdobas; en 2009 estaban presupuestados 18 millones 498 mil 510 córdobas. Con la reducción de tres millones 629 mil 407 córdobas, la partida en este concepto quedó en 14 millones 869 mil 103 córdobas, menos de lo recibido en 2008.


Espere mañana: 800 millones de córdobas en ahorro por 7 mil plazas congeladas, y desaparece la Secretaría Técnica de la Presidencia