•  |
  •  |
  • END

Un convoy compuesto por cuatro agentes de la Policía Nacional y miembros del cuerpo de escoltas de Lenín Cerna Juárez, aparentemente por un error, dio muerte a una joven de 29 años e hirió a su acompañante, durante un trágico acontecimiento ocurrido la noche del viernes en el kilómetro 10 ½ de la carretera hacia Masaya, en la entrada a la casa del coronel Lenín Cerna, en el seguimiento del camino hacia San Antonio Sur.

Los nombres de los agentes y que ahora están retenidos corresponden a: inspector Larry Galeano; suboficial Hollman Sánchez y los policías René Martínez y Gerson Gutiérrez.

Estos uniformados se encargaban la noche del viernes de resguardar la seguridad en el domicilio de Cerna Juárez en ese sector. Cerna es uno de los hombres de mayor confianza del presidente Daniel Ortega y ex ministro de Seguridad del Estado durante el gobierno sandinista en los años 80.

El nombre de la fallecida es Rebeca Arvizú Fletes, quien murió como consecuencia de dos impactos de bala en la cabeza, disparados desde el jeep donde iban los escoltas, de acuerdo con fuentes de EL NUEVO DIARIO, versión que fue confirmada por el acompañante de la mujer.

El vehículo en el que ella viajaba como pasajera fue rafagueado por el convoy en que se movilizaban los cuatros agentes, quienes accionaron sus fusiles Ak-47 y pistolas 9 milímetros, según fuentes extraoficiales.

Policía: “Investigaciones no han concluido”

De acuerdo con estos mismos informantes, los asaltantes que originaron la persecución se dieron a la fuga en una camioneta que robaron, marca Nissan, modelo pickup Frontier, doble cabina, color azul, placas M 102-306. En su huida dejaron el vehículo abandonado.

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, dio una versión que coincide con la obtenida por END, sin embargo, en ningún momento mencionó que los guardas de Cerna hayan participado en el caso. Al insistirle sobre este señalamiento, únicamente dijo que las investigaciones no han finalizado.

Asalto y después la confusión

Según información recopilada por EL NUEVO DIARIO, Rebeca Arvizú Fletes estaba acompañada la noche del viernes por Róger Rodríguez Robleto, de 32 años, en el sector del kilómetro 10 y ½ camino hacia San Antonio Sur.

Ambos iban en el interior de la camioneta Nissan placas M 102-306, propiedad de Rodríguez, cuando fueron asaltados por varios sujetos, cuya identidad y número aún se desconoce. Al parecer, los asaltantes manejaban que él portaba dinero. Tras robarle, Rodríguez recibió una brutal golpiza por parte de los delincuentes.

Inmediatamente éste llamó por teléfono a familiares para pedir ayuda. Para su suerte en la zona vive una hermana, y otro hermano se encontraba de visita; éstos lograron llegar a los pocos minutos, su hermana acompañada de su esposo, Guillermo Aragón, quien manejaba una camioneta Toyota Prado, y su hermano, de nombre Marlon Rodríguez Robleto, al volante del auto color rojo donde pereció la joven.

Aragón, a bordo de la Prado, y Marlon --hermano de Róger--, en el Mitsubishi Mirage rojo, condujeron en caravana en dirección hacia donde se huyeron los asaltantes.

En el trayecto los ladrones tomaron la ruta que pasa por la casa de Lenín Cerna. Según vecinos del lugar, hubo detonaciones en la persecución, que alertaron al cuerpo de escoltas del político sandinista.

Un convoy donde iban los policías Galeano, Sánchez, Martínez y Gutiérrez, bajó hacia la entrada del domicilio de Cerna alarmado por los disparos. Hay testigos que dicen que el convoy salió al encuentro del vehículo, lo que explicaría los orificios en el vidrio delantero, aunque otros aseguran que le dieron persecución.

Testigos vieron al “comando Cerna”

Según fuentes de END, el sedán Mitsubishi Mirage fue rafagueado por el costado derecho. Rebeca recibió dos impactos de bala en la cabeza, que cegaron su vida.

Esta misma versión fue la que dio Róger Rodríguez Robleto ante las cámaras de un medio televisivo que daba cobertura al suceso. “Los escoltas de Lenín Cerna la mataron”, gritaba a los periodistas.

Un vecino del lugar consultado por EL NUEVO DIARIO confirmó que los policías escoltas de Cerna dispararon por equivocación al Mitsubishi, creyendo, supuestamente, que se trataba de algún atentado contra el político.

Otra lugareña aseguró haber visto el jeep convoy patrullando el lugar donde quedó abandonada la Nissan Frontier después de la balacera. “El jeep es de Lenín. Los de Lenín le dispararon al carro”, decía otra pobladora todavía nerviosa por lo acontecido.

Piezas encajan

Rebeca Arvizú residía en la Colonia Centroamérica, en Managua, y deja a dos niñas en la orfandad. Intentamos conocer más información sobre ella con sus familiares, pero en su vivienda no quisieron brindar mayores datos.

La comisionada mayor Vilma Reyes confirmó el asalto a Róger Rodríguez y a Rebeca Arvizú; la llamada telefónica que hizo Róger a sus familiares pidiendo ayuda; la persecución en vehículo; las detonaciones; los dos impactos de bala que le causaron la muerte a Rebeca; un disparo a Marlon en su hombro derecho, y la huida de los asaltantes.

De acuerdo con el relato de Reyes, efectivamente la fallecida viajaba como pasajera en el vehículo Mitsubishi rojo, placas 110-501. Y añadió que los atracadores utilizaron una camioneta Toyota Prado color negro.

Sin embargo, en la entrevista con EL NUEVO DIARIO no mencionó en ningún momento la participación del convoy conformado por cuatro agentes de seguridad de Lenín Cerna y señalado como responsable de la muerte de Rebeca.

“Al llegar a un callejón de San Antonio Sur se produjeron detonaciones que impactaron a Rebeca Arvizú Fletes en la cabeza, falleciendo por las lesiones”, dijo la jefa policial.

Pero al insistirle sobre las versiones de vecinos y de fuentes de END que implican al comando de seguridad en la muerte de la mujer, concluyó: “En este momento los investigadores realizan todas las diligencias que permitan el esclarecimiento del caso. Una vez esclarecido esto, se dará a conocer”.