Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

En un afán por “tapar el hueco presupuestario” que dejó la suspensión del apoyo de los países donantes, el gobierno emitirá este año bonos y letras del Tesoro por un monto de un mil 200 millones de córdobas, lo que en términos concretos significa más deuda interna.

Para el año 2009 el gobierno proyectó emitir bonos y letras del Tesoro por 609 millones de córdobas, pero con el retiro del respaldo financiero del denominado Grupo de Apoyo Presupuestario, se estima que la emisión será del doble.

El analista Simeón Rizo, del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, señaló que las medidas de ahorro implementadas por el gobierno significan una reducción de un mil 312 millones de córdobas en “un presupuesto mal proyectado e incluso inflado”, que no tomó en cuenta el apoyo externo congelado de más de un mil 239 millones de córdobas.

“¿Cómo vamos a suplir esos mil 239 millones que faltan? No lo vamos a ahorrar en reducciones; simplemente vamos a emitir 609 millones de córdobas en bonos y letras del Tesoro, que es aumento de deuda interna; y alrededor de 700 millones de córdobas de las reservas del Banco Central de Nicaragua”, explicó Rizo.

Lo grave del asunto es que con la medida financiera, por un lado, Nicaragua se endeudará más internamente, y por el otro, reducirá el nivel de reservas en el Banco Central. “Lo que hicimos fue un intercambio de donaciones por deuda interna y disminución de reservas”, explicó el experto.

¿C$ 800 millones libres?

Por otra parte, se podría haber ahorrado de verdad si se supiera el destino de al menos 850 millones de córdobas que tenía proyectado el gobierno para los rubros de aumento salarial y la creación de 7 mil nuevos empleos en el Estado, algo que con las medidas de austeridad quedó congelado.

Rizo explicó que en el año 2008 el Estado contaba con 99 mil 319 trabajadores, y destinó 3 mil 500 millones de córdobas para el pago de salarios.

“Si uno se pone estricto, cosa que no puede ser, y dice que no va a aumentar salarios ni a contratar nuevos trabajadores, ahí no más se tienen 850 millones de córdobas que no deberían aumentar”, explicó.

Rizo señaló que aun con el aumento mantenido a los empleados que devengan un salario no mayor de 20 mil córdobas, el gobierno tiene una “buena cantidad” disponible de dinero que no utilizará, considerando que no creará los 7 mil nuevos empleos.

“Aunque al final sean 100 millones de córdobas los que le queden en ahorro al gobierno, son 100 millones que no se debieron reducir, por ejemplo, en Educación o Salud”, explicó.

¿Ahorro en vehículos?

Por otra parte, el gobierno tenía proyectado en 2009 la adquisición de vehículos en todas las instituciones del Estado hasta por un monto de 65 millones de córdobas; sin embargo, el presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, ordenó el congelamiento de la compra de vehículos en 50 por ciento.

Según el estudio del Ieepp, de los 64 millones de córdobas proyectados para la compra de vehículos en todo el Estado, sólo el 21 por ciento (13 millones 440 mil córdobas) corresponde a recursos del Tesoro, es decir, fondos propios, por lo que el ahorro real equivale a 6.7 millones de córdobas. El resto del dinero corresponde a préstamos y donaciones destinados específicamente a la adquisición de vehículos, por lo que el gobierno no puede modificar el concepto.

Igual sucede con la adquisición de equipos de oficina y computación. Para el año 2009 el Estado proyectó la compra de equipos de computación por un monto de 118 millones de córdobas, de los cuales sólo el 28 por ciento (35 millones 840 mil córdobas) es con recursos del Tesoro, lo que equivale a un ahorro real en las finanzas del país de 17.9 millones de córdobas.

Si se suma la reducción del 50 por ciento en compra de vehículos, a la de la adquisición de equipos de computación, el ahorro real en ambos rubros sería un poco más de 24 millones de córdobas, muy por debajo de los un mil 312 millones presentados por el Ejecutivo.

Desaparece Secretaría Técnica

Un dato curioso es que en la Presidencia de la República desapareció del organigrama la Secretaría Técnica; mientras que la Secretaría de la Presidencia experimentó un incremento de 10 millones de córdobas en su presupuesto respecto del año 2008.

Esto hace suponer que la Secretaría de la Presidencia absorbió a los empleados de la Secretaría Técnica, pero el Ieepp no registra ningún decreto ejecutivo ordenando la desaparición de la instancia presidencial.

En el proyecto de presupuesto 2009, a la Asamblea Nacional se le incrementó la partida para el pago de salarios en cargos permanentes, en 33 millones de córdobas. Con el programa de ahorro, ese rubro disminuyó en tres millones; es decir, que aun con la reducción, mantiene un aumento de 30 millones de córdobas respecto del presupuesto de 2008.

Además, se aumentan los beneficios a los trabajadores del Parlamento en 6.5 millones de córdobas en 2009 respecto de 2008. Éste es un rubro que el gobierno no tocó en el programa de austeridad.

La Corte Suprema de Justicia, CSJ, se aumentó 110 millones en servicios personales, que incluye sueldos, décimo tercer mes, aportes al Seguro Social, etc., lo que equivale a un incremento del 15 por ciento respecto de 2008. Este monto no se redujo en el programa de austeridad gubernamental.

En el Poder Judicial hubo recortes que el Ieepp considera ridículos. En el caso del rubro Materiales y artículos de oficina, lo proyectado para 2009 era de 27 millones de córdobas -–18 millones más que en 2008--, con el ahorro ese monto disminuyó en apenas 95 mil córdobas.