Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

A tres días de la tragedia, la Policía de Matagalpa sigue sin determinar las causas que provocaron el volcón de la cisterna de combustible que conducía, camino a ese departamento, Carlos Olivier Céspedes Meza, trabajador de la transnacional Esso Standard Oil, el cual murió en el accidente.

Los oficiales de turno de la estación policial referida concordaron ayer en que “todavía no se tiene nada” sobre el caso. Los agentes, que no dieron sus nombres, evitaron adelantar cuándo se tendrá el informe conclusivo del mismo.

Mientras tanto, la compañía Esso Standard Oil aseguró en un comunicado que: “Al avanzar las investigaciones respectivas y tener más detalles, los daremos a conocer”.

Doña Sandra Auxiliadora Sánchez, suegra de la víctima, indicó el sábado pasado que los familiares de Carlos están indignados con la actuación de la Policía, entre otras cosas, porque los oficiales evitaron, según dijo, que a Carlos se le rescatara.

Inconformes

“Mi yerno tiró el celular en la carretera, y gritaba: ¡Auxilio! ¡Auxilio! Pero la Policía hizo un cordón de seguridad para que nadie se acercara, al parecer tenían temor de que explotara la cisterna, pero esos vehículos están bien blindados…. había tiempo para que salvarán a mi yerno”, reiteró la señora.

Incluso señaló que enviarían una carta a la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, para que explicara la actuación descrita. Sin embargo, la Policía tampoco se ha pronunciado al respecto.

Carlos Olivier Céspedes Meza, de 38 años, dejó dos niños en la orfandad. Se conoció que tenía seis años de laborar en la Esso, y que usualmente laboraba en dos turnos: algunas veces por la mañana, y, otras, por la noche.

El gerente general de la Esso Standard Oil, Joaquín De Magalhaes, enfatizó a EL NUEVO DIARIO, el fin de semana pasado, que están apoyando a la familia del conductor, originaria de San Rafael del Sur, tanto sicológica como financieramente.