Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

LEÓN
Después de una semana de que el gobierno de Daniel Ortega otorgó total autonomía al organismo italiano Emergency, para continuar con los trabajos de construcción, equipamiento y manejo del Hospital Materno-Infantil en la cabecera departamental de León, el Consejo Directivo de Emergency, con sede en Milán, no ha emitido ningún comunicado oficial sobre su permanencia o no en el país.

El organismo italiano decidió cerrar el proyecto de construcción del hospital el pasado once de enero, después de que las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa, exigieron a Emergency regirse por medio del Manual de Habilitación de Hospitales Nicaragüenses aprobado en noviembre de 2008, en donde eliminaban totalmente la autonomía de Emergency para desarrollar su gestión técnica, clínica y administrativa en la habilitación del edificio, cuya inversión ascendía a cuatro millones de euros.

Alrededor de seis mil mujeres embarazadas e igual cantidad de niños en el departamento de León, perderían la oportunidad de recibir atención médica gratuita en el nuevo Hospital Materno-Infantil, que iba a ser habilitado con 40 camas y proporcionaría empleos directos a más de 250 leoneses.

Según fuentes del Minsa, este lunes en horas de la mañana, todavía no habían recibido una notificación oficial sobre la continuidad o no del proyecto del hospital obstétrico.

La Asociación Emergency invirtió 300 mil dólares entre junio y julio de 2008 en la remoción de tierra, construcción de planchas de concreto, habilitación de oficinas y el salario que devengaban alrededor de 16 trabajadores.

Fabrizio Fasano, coordinador de la ONG Emergency, en León, aseguró vía telefónica que hasta el momento no hay una información de parte de Consejo Directivo de Emergency.

“Si el Consejo Directivo en Milán pretende contestar al Ministro de Salud, (Guillermo González), seguro que lo hará, pero hasta el momento no hay nada, yo sigo haciendo mi trabajo encomendado por Emergency, que está relacionado con el cierre del proyecto”, dijo Fasano escuetamente.

Desde hace más de un mes, los representantes del organismo italiano decidieron subastar los equipos de oficina, maquinarias y otros objetos que formaban parte del proyecto millonario en beneficio del pueblo de León.

Extraoficialmente se conoció que a pesar de que el organismo italiano pagó en tiempo y forma a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado Sanitario (Enacal), los servicios de instalación de tuberías para el agua potable y aguas servidas, dicha empresa se dio el lujo de trabajar como tortuga.

Otra institución que retrasó los primeros trabajos de construcción del edificio fue la Alcaldía, administrada en ese entonces por el edil sandinista Tránsito Genaro Téllez, quien se había comprometido a la remoción de la tierra en donde se llevaría a cabo la obra, pero en realidad no movió ni una sola piedra del terreno.

Emergency es una organización comunitaria que ha construido desde 1994, decenas de hospitales, clínicas y centros de rehabilitación en distintas partes del mundo, y ha atendido a más de dos millones 400 mil pacientes de manera gratuita.

Por primera vez, Emergency había escogido a Nicaragua y a Centroamérica para construir un moderno hospital que vendría a beneficiar a miles de pacientes pobres.