elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Nicaragua es el único país de Centroamérica que no ha finalizado la limpieza de minas antipersonas sembradas en su territorio durante el conflicto armado en la década de 1980, -cuando el actual presidente Daniel Ortega estuvo al frente de Nicaragua dirigiendo la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional- afirmó Sylvie Brigot, directora de la Campaña Internacional para la Prohibición de minas anti personas (ICBL, por sus siglas en inglés). El plazo para concluir la remoción de minas, que Nicaragua comenzó en 1994, fue extendido a marzo de 2010 para cuando "tenemos la posibilidad de declarar a Centroamérica la primera región del mundo en estar libre de minas", aseguró Brigot.

Representantes de gobiernos y organismos civiles y agencias de Naciones Unidas analizan hoy y mañana en Managua los avances y obstáculos que enfrenta América Latina para declararse libre de minas antipersonas. Costa Rica, Guatemala, Honduras y El Salvador fueron los primeros países de Centroamérica y América Latina que se declararon libres de estas armas, señaló la activista.

Nicaragua fue una de las primeras naciones en acoger el Tratado en marzo de 1999, y para lograr la erradicación de minas el próximo año necesita del apoyo continuado de la comunidad internacional en esta última fase, señaló. Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y Chile, son los otros países de la región que no han completado el desminado.

Colombia es el único país de la región que aún sigue utilizando estos artefactos y Venezuela ni siquiera ha comenzado la remoción, pese a solicitó una prórroga de cinco años, añadió Brigot. "Esperamos que este país inicie muy seriamente esta obligación y que siga el plan de los Estados Partes para limpiar sus territorios de esos artefactos", apuntó.

Pese a los problemas en algunos países para cumplir con el Tratado, la ICBI considera que los gobiernos de América Latina han demostrado voluntad política para limpiar las minas de sus territorios y asistir a las víctimas.