•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras su segundo día en Nicaragua, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), finalmente sostuvo un encuentro con el mandatario Daniel Ortega, quien expresó ante los medios que este “intercambio fue para fortalecer la paz, la seguridad, la estabilidad y la institucionalidad en el país”.

Ortega recordó que el próximo año se realizarán en Nicaragua las elecciones municipales. “Le hemos dicho al secretario general de la OEA que estamos en la mejor disposición de que se pueda mantener este diálogo, este intercambio, este acompañamiento, tomando en cuenta que este próximo año tenemos elecciones municipales”, afirmó el mandatario.

“Los hemos invitado para que puedan llevar a cabo un acompañamiento, no el propio día de las elecciones, sino para estar visitando nuestro país, intercambiando con las fuerzas políticas que están dispuestas a participar, también con las autoridades electorales y con todas aquellas personas con las que desee intercambiar”, detalló Ortega.  

Durante la entrevista con el mandatario nicaragüense, Luis Almagro expresó que han dejado claro que: “la Organización de Estados Americanos está para hacer un papel constructivo, hacer aportes que signifiquen apoyar a Nicaragua en los pasos importantes que ya ha dado en materia de seguridad, educación y energía".

En declaraciones con los medios de comunicación luego del encuentro, Luis Almagro sostuvo que “es importante ajustar algunos temas que tienen que ver con el funcionamiento del sistema político, eso es algo que pasa en los países de la región. Las nuevas realidades, la participación política, las nuevas dinámicas de la participación política hacen necesario, imprescindible, que el sistema se ajuste a las mismas".

Lea: Almagro valora positiva la cooperación con Nicaragua

Luis Almagro.El secretario general de la OEA espera “que surjan nuevos elementos de confianza recíproca entre Nicaragua y la OEA, y la población de Nicaragua, la sociedad civil, los partidos políticos, los grupos religiosos, en definitiva, el sector empresarial que construye riqueza también para el país".

“Nos quedan por delante unos meses de trabajo en función de este marco de intercambio que hemos creado y que valoramos, especialmente la apertura y la proyección de estabilidad que el Gobierno ha marcado con este paso", agregó el funcionario de la organización continental.

OBISPOS SE REÚNEN

Cuatro de los sacerdotes que conforman la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Leopoldo Brenes, Silvio Báez, René Sándigo y Pablo Smith, se reunieron ayer por la mañana con Luis Almagro, quien publicó en su cuenta de Twitter que abordaron el tema: “combate a la pobreza y el fortalecimiento institucional”.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, señaló brevemente “fue un diálogo muy positivo. Nosotros en primer lugar queríamos hacerles ver que no llegamos representando a una tendencia partidaria, política o ideológica, sino como pastores. Porque nosotros no tenemos compromisos con ningún partido, sino que estamos muy cerca de nuestro pueblo".

Te interesa: Luis Almagro en 10 claves

Según Brenes, en la reunión con Almagro hicieron un análisis del documento que la CEN entregó al presidente Daniel Ortega hace dos años. “Quisimos expresar lo que ya habíamos manifestado en el 2014 (Carta pastoral del 21 de mayo de 2014), en el cual algunas cosas siguen vigentes, pero hay otras cosas que han aumentado”, añadió sin entrar en detalles.

ACUSA A AGRUPACIONESAlgunos obispos de nicaragua conversan con Luis Almagro.

Monseñor René Sándigo, obispo del departamento de Chontales y Río San Juan,  señaló de forma contundente que los campesinos de la zona de Nueva Guinea en el Caribe Sur del país están siendo manipulados.

El obispo enfatizó que ha visto muchas organizaciones “como el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) que ha estado presente ahí manipulando a nuestros campesinos y organizaciones no gubernamentales, que cogen a nuestros campesinos por aquellas demandas, tal vez justas que ellos hacen, pues los lanzan como punta de lanza”.

También  llamó a las “organizaciones no gubernamentales, a organizaciones que tienen salarios y que manipulan a nuestros campesinos, que no los estén echando a morir, porque irresponsablemente están manipulando a nuestros campesinos y después los abandonan".

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis Metropolitana, indicó que le expresaron a Almagro el “progresivo deterioro de la institucionalidad” y “la falta de separación de poderes”.

Báez agregó que expusieron como una solución a largo plazo “una educación política que cambie la mentalidad no tanto de los líderes, sino del pueblo entero. En Nicaragua somos herederos de una cultura caudillista y al mismo tiempo fraudulenta”.

“A corto plazo le hemos manifestado (a Almagro) que la única solución para poder asegurar en Nicaragua instituciones sólidas y gobiernos legítimos es lo que dijimos hace dos años, la realización de elecciones honestas, transparentes, observadas y al mismo tiempo sin exclusión”, expresó Báez. Como parte de la agenda de trabajo, Luis Almagro también se reunió con los principales líderes evangélicos en Nicaragua. Entre ellos Rafael Aristas, de la Iglesia Asambleas de Dios, Omar Duarte, de la Iglesia Ríos de Agua Viva y Adolfo Sequeira, de las Iglesias de Dios en Nicaragua.

Rafael Aristas expresó, al salir de la reunión, que los miembros de la OEA “están interesados en todo el desarrollo social de nuestro país, están interesados en que se avance como hasta el momento se ha venido avanzando”.

Denis Moncada Colindres, viceministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua y representante ante la OEA, puntualizó que "el Gobierno está abierto a las conversaciones que sean de carácter constructivo sobre el tema que ya ha planteado el secretario general”.

Las citas que marcaron la estadía de Almagro

"Le hemos dicho al secretario general de la OEA que estamos en la mejor disposición de que se pueda mantener este diálogo". Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.

"Es importante ajustar algunos temas que tienen que ver con el funcionamiento del sistema político". Luis Almagro, secretario general de la OEA.

"Organizacionescomo el MRS que ha estado presente allí manipulado a nuestros campesinos... los lanzan como punta de lanza". René Sándigo, obispo de Chontales.

"Nosotros, en primer lugar, queríamos hacerles ver que no llegamos representando a una tendencia partidaria, política o ideológica, sino como pastores". Cardenal Leopoldo Brenes, obispo de Managua.

El inicio del diálogo

Situación • La llegada de Luis Almagro a Nicaragua, se dio luego de que él mismo anunciara, el pasado 16 de octubre en su cuenta de Twitter, la creación de una “mesa de conversación e intercambio constructivo” entre el Gobierno y la OEA. Horas después, el Gobierno de Nicaragua confirmó el intercambio propuesto por Almagro, con el objetivo de analizar el proceso electoral nicaragüense. La fecha que llegaría la OEA, según acuerdo entre ambos, fue el 1 de diciembre.

Un día antes de la llegada de Luis Almagro, el 30 de noviembre, un grupo de campesinos de la zona de Nueva Guinea inició una marcha hacia Managua para exigir la derogación de la Ley 840, Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense Atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructura Asociadas, sin embargo, esta marcha se suspendió porque la Policía Nacional les impidió el paso para llegar a Managua. Estos campesinos habitan en parte de la ruta donde se construiría el Gran Canal de Nicaragua.

El 1 de diciembre en la mañana, día de la llegada de Almagro, diversos grupos opositores realizaron una marcha que salió de los semáforos de ENEL Central hasta las inmediaciones de Metrocentro. Esta actividad se realizó sin incidentes.

Unos 40 minutos después de finalizada la marcha, a las 12:11 del mediodía, Luis Almagro publicó en su Twitter que ya se encontraba en Nicaragua. A las 12:38 minutos arribó al hotel Intercontinental Metrocentro, lugar donde recibió a diferentes sectores del país, como a representantes de la empresa privada, cuerpo diplomático acreditado en el país, partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil y diversos grupos opositores. Almagro salió del país ayer después de la reunión con el Gobierno.