•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los bomberos de Estelí y la filial de la Cruz Roja Nicaragüense en esa ciudad pusieron a prueba las capacidades de respuesta de los comerciantes de productos pirotécnicos ante accidentes provocados por pólvora.

Menos de cuatro minutos se requirieron para que los responsables de cuatro puestos de pólvora instalados en Estelí desde el pasado 20 de noviembre, actuaran para evitar una catástrofe. El ejercicio consistió en una simulación  de control de incendio y rescate imaginario de víctimas atrapadas en los puestos de ventas de pólvoras. Los tramos han sido ubicados frente al  costado suroeste del Estadio de Beisbol Profesional  Rufo Marín de “El Diamante de Las Segovias.

El comandante Ramón Montano, jefe de la Dirección General de Bomberos de esa ciudad, dijo que estas tareas no solo ayudan a la unidad de las distintas expresiones de los organismos bomberiles y de entidades como la Cruz Roja y la Policía sino a tomar conciencia sobre la magnitud de la prevención de percances o tragedias.

Sin incidentes

Mientras que el primer Comandante y jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Estelí, Marcio Roque destacó que en los últimos años no se han reportado incidentes en ese departamento del país. En la década de 1990, recordó, hubo un percance en una bodega donde se almacenaban juegos pirotécnicos sin las debidas normas de seguridad.

Mientras, que el experto e instructor Manuel Gámez,  y el comandante Ramón Montano, de la DGB, señalaron que en los últimos años los vendedores de pólvora han recibido capacitaciones para saber cómo prevenir y actuar durante un accidente.

Los simulacros son extensivos a los demás municipios del departamento.