•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Risas, gritos y brincos, entre chorros de agua fue parte de la algarabía que se vivio durante la presentación en pantalla gigante que la municipalidad capitalina dispuso en el parque Luis Alfonso Velásquez Flores para que miles de fanáticos nicas pudieran disfrutar del clásico del futbol español entre Barcelona y Real Madrid.

Para el evento se dispuso de tres pantallas gigantes de cinco metros de alto por diez de ancho en el parqueo del Estadio Infantil Roberto Clemente, ubicado en el parque, el cual fue cercado por vallas, bajo un resguardo policial que garantizó la seguridad de los espectadores en todo momento.

En tanto, los vendedores ambulantes no perdieron el tiempo y aprovecharon la venta de trompetas plásticas, cintas, banderas de los equipos, y las indispensables bolsas de agua, gaseosas e incluso alimentos de todo tipo.

“Esta fue una gran idea. Es bueno que se haga este tipo de actividades cuando hay juegos importantes, y así podemos disfrutar con nuestras amistades un momento alegre, apoyando a nuestro equipo favorito”, dijo Israel Mendieta, señalando que lo mejor de todo es que la entrada era gratis.

Hasta en los árboles

Subidos en hombros y algunos en las ramas de los árboles, la fanaticada no se perdió un momento del evento, que durante el intermedio del juego estuvo amenizada por chorros de agua para refrescar al público, bailes y balones de regalo.

Mientras tanto, las autoridades policiales se encargaron de prevenir cualquier incidente, evitando el consumo de licor y actos de violencia. Por otra parte, dieron vía para facilitar el tráfico tanto en la entrada y salida de los espectadores, muchos de los cuales incluso gozaron de transporte gratuito en 40 buses, que fueron alquilados a diez cooperativas de Managua.