•   Boston, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El fervor mariano se trasladó hasta los Estados Unidos y la comunidad nicaragüense se desbordó para cantarle a la Virgen María. En algunas ciudades como Boston la comunidad nica celebró a la virgen con una semana de anticipación.

Te interesa: Mirá cómo lucen los altares en toda Nicaragua

La Iglesia Santa Rosa de Lima en la localidad de Chelsea, Boston, y donde hay una gran presencia de nicaragüenses, fue el local encargado de albergar a la Virgen María. Hasta esta iglesia católica los nicas de todos los rincones que viven en Massachusetts llegaron para cantarle a la Inmaculada Concepción de María.

Isabel Mejía, quien vive en la ciudad de Marlborough, MA, describió su experiencia sobre lo que significa cantarle a la virgen fuera de Nicaragua.

Para ella, pegar el grito de “Quien Causa Tanta Alegría”, fue una emoción inexplicable, por el hecho de estar lejos de la tierra que la vio nacer.

“No te puedo explicar lo que siento al cantarle a la virgencita muy lejos de mi Nicaragua, siento que al estar reunidos tantos nicas en un solo lugar  para celebrar a la virgen, significa aun estando lejos de nuestra tierra, los nicas tenemos mucho amor y respeto por  nuestra santísima María”, expresó Mejía.

Por su parte, Villareyna Sari, quien llegó con su esposo y su hija para celebrar el fervor mariano, dijo que ella no es católica, pero la celebración a la virgen significa identificarse como nicaragüense.

“A pesar de no ser católica, porque me bauticé en la religión adventista, para mi celebrar la purísima fuera de Nicaragua es remontarme a mis raíces, a mi niñez. Mis padres son muy devotos de la virgen y yo me siento muy contenta por eso y a la misma vez nostálgica por no estar en este momento tan especial en Nicaragua”, describió.

En la ciudad de Nueva York, donde hay una alta presencia de connacionales, a la Virgen le cantaron en  iglesias y en casas particulares.

Sergio Molina, un nica que vive en Michigan y con 18 años viviendo en los Estados Unidos, se trasladó hasta esta la iglesia de Lourdes de la Gran Manzana, para cantarle a la Virgen.

Te interesa: Conocé todos los detalles de la Purísima en Nicaragua

“Desde que salí de Nicaragua nunca había asistido a una purísima, y encontrarme con una comunidad muy Mariana y muy emotiva, me conmociono mucho al punto, que no pude contener que se me salieras las lágrimas, celebrar nuevamente a la virgen después de muchos años, fue como haber regresado a mis raíces”, resaltó Molina.