•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ponerse una peluca y cubrirse el rostro con lentes oscuros y gorra no le sirvió de mucho a Bismarck Estrada Zepeda, quien presumiblemente saqueó el cajero automático de una entidad bancaria ubicada en las afueras de la capital.

Estrada quien laboró como oficial de operaciones  entre 31 de enero del 2011 y el 22 de octubre del 2015 de la entidad financiera  afectada  sustrajo del cajero automático  847 mil 100 córdobas y 6,620 dólares.

Para proteger su identidad el acusado utilizó una peluca cabello largo, oscuro, lacio, además se puso una gorra y también utilizó un bolso donde introdujo el dinero, refiere la acusación del Ministerio Público.

El robo de aproximadamente un millón de córdobas (sumando córdobas y dólares)  fue descubierto por los encargados de dotar de dinero los cajeros automáticos tres días después (22 de noviembre, según el escrito acusatorio).

Para que Bismarck  Estrada ejecutara con éxito el robo fue determinante su experiencia como oficial de operaciones del banco afectado, pues ello le permitió conocer las combinaciones de los cajeros automáticos y tener acceso a las llaves de los mismos.

El acusado quien es habitante de Ciudad Sandino, laboró para la institución financiera entre el 31 de enero del 2011 y el 22 de octubre del 2015, según el escrito acusatorio presentado por la Fiscalía.

Por los hechos antes referido la jueza suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Lourdes Corea dictó prisión preventiva para Estrada y programó audiencia inicial para el próximo 19 de diciembre.