•   Massachusetts, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Charlie Baker, gobernador republicano de Massachusetts, en una conferencia de prensa ofrecida en la Casa Estatal de este estado, dijo no saber cómo su administración actuaría si el presidente electo, Donald Trump, cumple su promesa de eliminar la acción ejecutiva que el presidente Obama hizo bajo su administración en 2012, en la que favoreció con permisos de trabajo a más de 750,000 jóvenes inmigrantes indocumentados, quienes cruzaron la frontera con sus padres cuando eran niños.

Baker, quien se mostró indiferente sobre la promesa del presidente Trump de eliminar el plan de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en ingles), resaltó que los jóvenes favorecidos con permisos de trabajo se encuentran bajo leyes federales y, por lo tanto, no podrá hacer nada al respecto si la nueva administración decide eliminar este programa.

“No sé realmente qué implementaciones el presidente vaya a realizar al programa DACA, pero estas implementaciones han sido órdenes ejecutivas y por consiguiente, son órdenes federales. Si se llega a implementar algún cambio, veremos lo que podemos hacer”, apuntó el gobernador.

Lea: Trump propone "test ideológico" a inmigrantes

Cuando se le consultó sobre las deportaciones masivas que se pueden dar en la nueva administración presidencial, expresó que en Massachusetts la orden que tiene la policía estatal es de enfocarse en las personas que tienen récords criminales.

“Nosotros no estamos interesados en personas que no tengan récord criminal. La policía estatal tiene una orden clara de enfocarse en personas que son realmente peligrosas para la sociedad.  Ahora bien, si a una persona se le detiene cuando se está montando un operativo, y esta tiene una infracción vehicular en ese momento, no nos vamos a preocupar por esa persona, pero quedará a disposición de la policía estatal”, relató.

El gobernante también explicó que el estado de Massachusetts continuará siendo una comunidad de personas de diversas culturas. Y por ende resaltó que la economía del estado es sólida gracias a la comunidad multicultural que vive en esta región del país. 

El gobernador también se refirió a las posibilidades de que el presidente Donald Trump revoque el seguro médico “Obama Care”, decisión que afectaría a millones de personas de bajos ingresos incluyendo los latinos que no pueden costear un seguro médico privado por los altos costos de estos. “Mis expectativas son de que ante cualquier cambio que se le haga al programa del ACA (Obama Care) acá en Massachusetts, haremos los ajustes necesarios para que las personas no pierdan su cobertura médica. Quiero resaltar que antes que se aprobara el ACA, nosotros ya teníamos nuestra propia cobertura de seguro médico”, aclaró. Y es que el estado de Massachusetts bajo la administración del republicano y excandidato presidencial, Mitt Romney, aprobó una reforma a la salud médica en abril de 2006, conocida como “Chapter 58”. Gracias a esta reforma, el 99 por ciento de la población de este estado posee cobertura médica.