•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, aseguró ayer durante la celebración del XII aniversario de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), que “con todas las dificultades que ha tenido la economía global, el ALBA se ha venido sosteniendo". Agregó que "algunos programas se han reducido, (aunque) buscamos cómo ajustarlos". 

En un encuentro con los embajadores y representantes de las instituciones del ALBA en el país, Ortega expresó que "las estructuras del ALBA en medio de la crisis, ahí están. Los programas ahí están ajustándose a las realidades de la economía, ajustándose a las realidades que enfrentan los venezolanos por la caída del precio en el petroleo". 

Actualmente son 13 los países que conforman el programa que, según Ortega, surgió de una iniciativa entre el entonces mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, y Fidel Castro, expresidente cubano que falleció el pasado 25 de noviembre.

El propósito de la iniciativa fue implementar un modelo de cooperación entre las naciones firmantes.

A nivel mundial

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, manifestó luego del evento que "el ALBA ha sido desde sus inicios un proyecto profundamente evolutivo en términos culturales, ideológicos y en términos del crecimiento de conciencia". 

Hasta el momento, Honduras es el único país que se retiró del ALBA después de haber firmado el acuerdo de cooperación. 

El presidente de Nicaragua recordó que hasta los países más desarrollados cayeron en la crisis que inició en el 2008. "Los países europeos y Estados Unidos van buscando cómo salir de la crisis. Pero todavía no están en sus índices óptimos de crecimiento", dijo. 

Además: Ortega se reúne con comitiva rusa