• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La jueza suplente Décimo Penal de Juicios de Managua, Luby González, admitió la apelación que hizo la defensa de David Páramo de reducir la pena de tres a dos años por los delitos que le impusieron en perjuicio de la modelo Allison Molina. La jueza determinó que este solo incurrió en el delito de lesiones al operar a Molina. El delito de lesiones psicológicas fue eliminado y con él un año de pena.

La abogada de Páramo, Karina Duarte, demostró que Molina ha tenido una vida normal después que Páramo le aumentó el tamaño de los senos y le perforó un pulmón La victoria jurídica que ayer obtuvo el reo David Páramo le dejó abierta la posibilidad para pedir la suspensión de la ejecución de las dos penas que pesan sobre él porque ambas suman cinco años de cárcel.

Según el Código Procesal Penal (CCP), las penas privativas de libertad de hasta cinco años pueden ser suspendidas.

Pero para pedir este beneficio, el condenado tiene que cumplir ciertos requisitos, uno de los cuales es el haber delinquido por primera vez. En el caso de Páramo, él está cumpliendo una primera condena de tres años de cárcel por el homicidio imprudente de Lizandra Jarquín, pero el CPP dice que para pedir la suspensión de la pena “no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes”.

La abogada de Páramo adelantó que durante este periodo de vacaciones, estudiará el caso y analizará dos posibilidades: ir a la Corte Suprema de Justicia a pedir la revisión del proceso o solicitar la suspensión de la ejecución de la pena para el cirujano plástico.