•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La prisa y la falta de precaución son malas consejeras y hacen que al abordar un taxi, uno no se percate en qué vehículo se está subiendo. Esto puede poner en riesgo el bolsillo y la seguridad del usuario, afirma el representante del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec).

El vicepresidente del Indec, Gustavo Ortega, señaló que la falta de unidades de transporte colectivo por las noches obliga a la población a tomar un taxi, algo que puede ser peligroso.

Ortega indicó que por una parte, muchos conductores de transporte selectivo, en esta temporada de aumento de circulante por el pago del treceavo mes, se aprovechan e incrementan el costo de la carrera, cobrando el 50% o más, por encima de la tarifa normal, pero lo peor es la posibilidad de ser asaltado.

Te interesa: Crean servicio de transporte exclusivo para mujeres

Indicó que el transporte selectivo en su mayoría trabaja en regla, pero hay un pequeño sector de “dudosa procedencia”, al margen de las normas del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), y entre estos hay delincuentes.

“En esta temporada corre mucho taxi pirata. Aquí hay 12,000 taxis autorizados por el ente regulador y un máximo de 3,000 ilegales. Lo normado son taxis cooperativizados e individuales, y los piratas son peligrosos”, alegó el representante del Indec, destacando que cada taxi legal tiene características que lo identifican. Algunas características son el nombre de la cooperativa, el código del vehículo, la cromática en los lados, la torre y la placa roja.

Por otra parte, Ortega recomendó al usuario que antes de abordar un taxi se fije que tenga la franja o la cromática, vea a qué cooperativa pertenece o si es individual, y la torre característica. Así mismo uno debe fijarse que la presentación del conductor sea formal, recordar que los taxis no pueden llevar vidrios polarizados, además, por la noche los conductores de taxi no tienen permitido utilizar anteojos oscuros.

“Uno tiene que ser responsable consigo mismo. Antes de subir a un taxi, uno tiene que revisar que tenga las características necesarias, principalmente cuando es de noche”, comentó el vicepresidente del Indec, quien recordó que hace un año se dijo que los taxistas debían llevar la identificación del conductor en el vidrio delantero, pero hasta hoy no se cumplió.

Por su parte, el presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma), Reynaldo Bermúdez, indicó que el tema de la inseguridad es importante, ya que daña la imagen del gremio.

“En el caso de las identificaciones, la Policía Nacional dio un gran aporte con las capacitaciones, pero la producción de los carné quedó en manos de Irtramma, como ente regulador, que adujo que se necesitaban las cámaras para hacer las identificaciones”, comentó Bermúdez.

El representante de Unicootaxma consideró que los taxis piratas son un riesgo, pues el pasajero está expuesto a ser asaltado.