•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la ciudad de Diriamba hay tres paradas de buses importantes: la primera está en las afueras del mercado municipal; de ahí el transporte sale hacia Jinotepe, Masaya y Managua. La segunda está dentro del mercado Jorge Rivera “La Mascota”; cubre el área rural y las playas. La tercera está a un costado de la iglesia San Caralampio; son los famosos interlocales que van a la capital.

"Las unidades están en buen estado, pero la gente se queja de la velocidad que llevan los mismos y la sobrecarga de pasajeros, este ha sido un problema de toda la vida, sin embargo, la alcaldía no se mete porque la cooperativa es privada", afirmó Carlos Sánchez, secretario general de la alcaldía.

La admisión al transporte colectivo lo otorgan cuando “se revisa si la unidad de transporte está apta para circular, se pide su inspección mecánica y no se permite que los buses ni microbuses lleven sobrecarga de pasajeros, si se hace se exponen a ser multados por agentes del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI)", explica Sánchez.

Terminal de Jinotepe

Con el traslado del mercado municipal, también pasó al casco urbano una terminal de buses antes ubicada en la parada Santiago, sobre la carretera Sur. Desde entonces hay mucho caos.

“Esto es un desorden total, esta terminal no presta las condiciones, ni para los transportistas mucho menos para los usuarios, no hay casetas donde taparse del sol y la lluvia, tampoco hay baños y hay buses que ya no deberían circular por el mal estado en que se encuentran", dijo un usuario de transporte.

"Cuando llueve aquí no se puede hacer nada, es un lodazal, unos dicen que hay un lugar ya destinado para la terminal, pero otros dicen que no es de la alcaldía", agregó Harvey Montiel, cobrador de la ruta Jinotepe-Rivas.

Para doña Rosa Mendieta, viajar desde Jinotepe hacia Granada es un sacrificio a sus 55 años de edad, pues comenta que tiene que levantarse todos los días a las cuatro de la mañana para poder ir sentada, de lo contrario se iría en la famosa “banquita” o sobre un balde.

La usuaria sugirió además "tomar tiempo para revisar los buses y microbuses, hay unos que no sirven, te dejan tirado en el camino porque se descomponen, además prestan un servicio malo, lo tratan mal a uno y eso no debería de ser así", explicó Mendieta.

Faltan buses en Granada

La ciudad de Granada cuenta con seis terminales y siete cooperativas de transporte, que aglutinan 180 unidades.

Las rutas interlocales van a Managua, Masaya, Nindirí, Niquinohomo, Jinotepe y Rivas, y las departamentales a Diriá, Diriomo y Nandaime.

Las cooperativas de transporte expreso actualmente enfrentan una crisis de unidades, a simple vista se puede observar grandes filas que realizan los pasajeros, grandes intervalos y retrasos que tienen inconforme a los pasajeros.

Además: Ordenarán Terminal de Transporte Público en Masaya

Alfredo Juárez, delegado del MTI en Granada, dijo: “estamos trabajando para mejorar las necesidades de cada una de las personas que viajan, en un inicio empezamos bien, teníamos unidades en excelentes condiciones y hasta con aire acondiciones que brindaban a los pasajeros comodidad y seguridad”. Sin embargo, ahora hay escasez de buses, en parte por el crecimiento de la demanda o la población, “a pesar del esfuerzo que hacemos para regular el problema, este continúa”.

Martha Arévalo, usuaria de transporte expreso, sostiene que viaja “todos los días y hasta hoy prestan un mal servicio todas las cooperativas, se van parando por todos lados, no hay seguridad porque van peleando con otros buses para ganar pasajeros y eso es algo que pone en riesgo nuestras vidas, además, muchos de estos vehículos están en mal estado mecánico”.

“Son ruteros disfrazados nada más, lo que son los expresos son los peores, sobre todo la ruta Granada-Managua, debería de haber una mejor regulación y si es necesario que se sancione sin esperar”, pidió la usuaria Tania Fonse.

Otro pasajero, Juan Miguel Mayorga, dijo que “hay más seguridad en los buses amarillos que van hacia el mercado Huembes, aunque son más lentos te llevan con más seguridad y no arriesgas tu vida”.

Transporte rural

Aunque hay buses que trasladan a las personas hacia los municipios, también están las caponeras que te llevan a Diriomo, Diriá, Nandaime, Niquinohomo, cobrando un pasaje de 10 a 20 córdobas.

Mientras que a las comunidades como Posintepe, Las Galeras, Monte Verde, entre otras, se mantiene activas camionetas que trasladan a 10 personas sentadas en tablas, sin ninguna precaución, en su mayoría comerciantes, quienes pagan un pasaje entre 20 y 25 córdobas.

También: Los problemas del servicio de transporte colectivo en Managua

Ciudad de Rivas, sin transporte urbano colectivo

RUTAS• De acuerdo al delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) de Rivas, Francisco Cuendiz, el servicio de transporte público a nivel interno del departamento lo brindan 44 unidades organizadas en dos cooperativas. Según cálculos oficiales, se movilizan unas 6,300 personas en los 140 viajes diarios desde esta ciudad.

“El 95%  de los buses han sido renovados, pero el problema es el exceso de pasajeros entre Rivas y Las Salinas y la alteración de tarifas”, comentó el funcionario.

La falta de respeto al usuario, exceso de pasajeros y alteración de tarifa son las principales irregularidades a las que se enfrentan  a diario los rivenses que hacen uso del servicio de transporte colectivo, para movilizarse de un municipio  a otro, de acuerdo con declaraciones de diferentes personas.

Otra realidad es la  carencia de transporte público, en algunas comunidades los habitantes tienen que contratar vía telefónica a taxistas, otros han recurrido al uso de motocicletas y bicicletas.

Rivas no tiene hasta ahora transporte urbano colectivo, aunque se han realizado estudios para ver la posibilidad de abrir recorridos por los diversos barrios y zonas concurridas.

Las rutas que tienen mayor fluidez de unidades son las de Rivas-Tola-Nancimi con 18 viajes al día; Rivas-Peñas Blancas- Cárdenas realiza 16 recorridos y Rivas-San Juan del Sur tiene 14.

Según Cuendiz,  en comunidades lejanas como Pueblo Nuevo Sur  y Tortuga únicamente se hace un recorrido al día, debido a que no hay mucha demanda. 

René Villarreal, vicepresidente de la Cooperativa de Transporte de Rivas (Cotrari), confirmó que algunas rutas han desaparecido debido a la invasión de taxis y entre estas mencionó el corredor entre Rivas y el municipio de Buenos Aires.

Lea: Transporte terrestre diversifica su clientela