•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Nicaragua realizó este martes el cuarto y último simulacro nacional de desastres, bajo el supuesto de un terremoto de 7.4 grados de intensidad frente a las costas de Poneloya, una alerta de tsunami en el Pacífico, el impacto de un huracán de categoría 3 en el Caribe y la actividad eruptiva del volcán Telica. 

El simulacro tuvo especial atención en los mercados y centros comerciales, ya que diciembre es el mes que más compradores atrae en todo el año.

Nicaragua realiza este tipo de simulacros de forma periódica, debido a que es un país "multiamenazas", es decir, que está sujeto erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, tormentas, inundaciones, deslizamientos de tierra, entre otros.

En todo el país

La simulación se llevó a cabo a nivel nacional con la participación de equipos de Defensa Civil, la Cruz Roka Nicaragüense, los Bomberos y la Policía Nacional, de la mano con oganizaciones municipales y departamentales destinadas a la atención ante desastres.

Cabe destacar, además, que en esta ocasión la empresa privada tuvo un papel activo en el simulacro.

En Managua, hubo un especial énfasis en el mercado Oriental. Ahí, el simulacro duró 28 minutos y las Unidades Humanitarias y de Rescate (UHR) tardaron 8 minutos en llegar al lugar.

En este importante centro de compras participaron 1,000 personas y el tiempo de evacuación fue de 20 minutos.

No obstante, se presentaron algunos problemas: no hubo suficiente presión en las mangueras y una cisterna de la Alcaldía de Managua no pudo entrar a un sitio donde se registró un incendio.