•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cuarto y último Ejercicio Nacional de Protección de la Vida se realizó ayer desde las 11:00 a.m. en distintos puntos de Nicaragua. El Gobierno lo catalogó de exitoso, sin embargo, durante el simulacro en el mercado Oriental quedó en evidencia la falta de agua en los hidrantes y la gran dificultad que tienen los vehículos de los bomberos para entrar en el populoso centro de compras, considerado el más grande del país.

El cuarto simulacro a nivel nacional se realizó bajo la hipótesis de un terremoto de magnitud 7.4 en la escala de Richter, además del paso del huracán Jennie y la erupción del volcán Telica.

No obstante, en el Oriental, donde circulan unas 300,000 personas en esta época del año y que se estima trabajan 60,000 comerciantes, unas 1,000 personas participaron del simulacro que en esta zona se efectuó únicamente bajo la premisa del terremoto.

Una de las actividades consistía en simular un incendio cerca de donde fue la Jabonera América, ahí quedó evidenciado que los hidrantes no proporcionan líquido suficiente por la poca presión.   

De acuerdo con los reportes de las autoridades del mercado, casi ocho minutos se necesitaron para que llegara agua a la manguera de los bomberos y no fue de manera abundante. 

Lea: Nicaragua ensaya cómo actuar ante terremotos

El teniente coronel, Rafael Varela, jefe de la Unidad Humanitaria y de Rescate (UHR) del Ejército de Nicaragua,  sostuvo que la falta de agua es una de las debilidades en el Oriental, pero “para eso son los ejercicios o simulacros para darse cuenta cuáles son las fortaleza y las debilidades”, enfatizó.

Otra de las limitantes fue que un camión cisterna de la Alcaldía de Managua que llevaba agua, no pudo entrar a la escena del incendio debido al desorden. Según los reportes del simulacro, alrededor de 15 minutos tardó en llegar una unidad de la Dirección General de Bomberos (DGB) al siniestro. 

El IV Ejercicio Nacional de Protección de la Vida en el mercado Oriental duró 24 minutos.  Augusto Rivera, gerente de la Corporación Municipal de los Mercados de Managua (Commema), del mercado Oriental, dijo que también se realizó un ejercicio de evacuación que se efectuó en 15 minutos en una de las principales calles del centro de compras. 

El Gobierno informó que 500,000  personas participaron del último simulacro a nivel nacional. 

Igual situación ocurrió en el mercado de Diriamba debido al desorden en las vías de acceso.

En el mercado Ernesto Fernández de Masaya, las autoridades consideraron como un éxito el simulacro. En este participaron alrededor de 20 niños del centro infantil de desarrollo La Merchanta, ubicado en el costado oeste del mercado municipal y los socorristas lograron evacuar a los infantes. Los funcionarios trabajarán en mejorar la señalización de las vías de evacuación.

El simulacro en Chinandega fue muy activo en la zona rural porque contó con la colaboración de la población y las autoridades, pero no obtuvo el éxito deseado en el resto del departamento, pues en el Puerto de Corinto, sonaron las sirenas y apenas los pobladores salieron a las aceras.