•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre diciembre y enero se incrementa el movimiento de usuarios en las bahías de transporte, se observan largas filas en los días pico (sábado y lunes) para subir a los interlocales que cubren las rutas León-Managua y León-Chinandega-Corinto, afirmó Mario Hernández, inspector de transporte terrestre del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

Hernández admitió que “en el caso de la ruta a Managua, a partir de las 5:00 a.m. León se queda sin interlocales, porque inician labores a las 3:00 a.m., y retornan según la demanda que hay en la capital, que por lo general es mínima” en la mañana, dijo.

En León el MTI registra 10 cooperativas, tres corresponden a interlocales, con 128 unidades (dos rutas León-Managua y una León-Chinandega), además de cinco cooperativas de buses expresos y ordinarios, que suman 228 unidades, incluyendo a 21 unidades emergentes, de los cuales 11 son interlocales y 10 buses expresos a Managua.

“Nuestra misión es garantizar que las bahías estén vacías, que la población viaje en las unidades emergentes para evitar inconvenientes a los usuarios, pero hay usuarios que se aferran a viajar en los interlocales y prefieren esperar largas horas, haciendo fila, aun sabiendo que hay otras opciones para su transportación”, afirmó Hernández, quien agregó que el 24 y 25 de diciembre el servicio de transporte no se va a detener aunque sean pocos los usuarios que acudan a dicha terminal.

Marlene García, una de las decenas de estudiantes universitarias que hacen uso de los interlocales todos los lunes para viajar a Managua por motivos de estudio, expresó que en los periodos festivos de Navidad, Año Nuevo y Semana Santa, “el servicio de transporte se satura, es un caos viajar en esos días, hay que soportar largas filas y en algunos casos tenemos la mala suerte de ir en bancas anexas, entre los espacios de pase en las unidades de buses”.

Rutas urbanas

Por otro lado, la Oficina de Transporte Municipal de la Alcaldía en León detalló que las unidades del servicio urbano colectivo cuentan de siete cooperativas y 139 unidades. Entre ellas una con 32 buses; cuatro de camionetas ruleteras con 73 unidades; dos de microbuses con 24 unidades. En el casco urbano el servicio de transporte circula con toda normalidad y sin inconvenientes de saturación durante el periodo de Navidad.

Sin embargo, en estas oficinas de transporte, se registran entre tres a cinco denuncias semanales de usuarios que demandan mejor servicio de las unidades colectivas pero particularmente de las camionetas ruleteras. 

Es un caos viajar en esos días, hay que soportar largas filas y en algunos casos tenemos la mala suerte de ir en bancas anexas, entre los espacios de pase en las unidades de buses". Marlene García, estudiante leonesa.

Ana Julia Mercado, estilista y docente de educación primaria, originaria del barrio La Providencia expresó que de nada sirve quejarse “las camionetas ruleteras van a seguir circulando en León, no existe voluntad de parte de los transportistas en mejorar las condiciones de los usuarios, personas minusválidas o de la tercera edad, tienen limitaciones para hacer uso de estas unidades”, dijo.

Luis Hernández, obrero de la construcción en León expresó que las camionetas ruleteras exponen a las personas al peligro y no deberían de ser utilizadas para el transporte de personas, porque “circulan a gran velocidad y presentan desperfectos mecánicos, en su mayoría que ya dieron su vida útil”. 

También: Usuarios del transporte colectivo protestan en León

En el caso de la ruta León-Poneloya-Las Peñitas, es la única que presenta mayor demanda de usuarios por los visitantes nacionales y extranjeros que aprovechan estas fiestas para departir en los balnearios de las zonas costeras.

Chinandega requiere una nueva terminal

MOVILIDAD • El flujo de personas que utilizan transporte urbano colectivo en Chinandega se calcula en 20,000 personas al día.

El delegado del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), Ledar Torres, asegura que la terminal de buses tendrá que ser ampliada, porque las unidades, pasajeros y el comercio crecieron considerablemente. 

El vicealcalde de Chinandega, Ángel Ortega, confirmó que existen planes para ampliar la terminal de Chinandega hacia la parte sur del mercado de mayoreo, en vista que no se encontró un terreno para moverla a otro sitio.

“Es uno de nuestros proyectos del 2017, y las modificaciones consisten en mejorar la infraestructura actual y tienen un costo de C$4 millones. Chinandega necesita una terminal nueva.

El departamento cuenta ahora con 283 unidades de buses tipo “escolar”, microbuses y camionetas, para trasladarse a los más de 25 destinos.

“El problema se da en las horas pico.  Entre las 6:00 y las 8:00 a.m. y a las 5:00 p.m. tenemos que esperar bastante tiempo para agarrar un bus”, dijo Henry Lara, habitante del municipio de El Realejo, que viaja constantemente hacia Corinto y Chinandega.

Francisco Tercero, quien vive en Cosigüina, jurisdicción de El Viejo, asegura que solamente una unidad viaja a su comunidad y que ese corredor no tiene una parada final, porque en un lapso de cinco años la han cambiado tres veces.

Cándida Meza viaja a San Benito y opinó que la actual parada carece de servicio de agua para los pasajeros. 

Torres indicó que existen 11 cooperativas de transporte interurbano, mientras los interlocales modernizaron sus unidades con  esfuerzo, cambios que no se pueden dar en la flota vehicular de transporte colectivo del departamento porque se trata de tramos cortos, para los cuales se paga hasta C$89.

Alicia Vallecillo usa diario la ruta La Mora-Chinandega y afirma que da miedo viajar en las horas pico porque las unidades van saturadas de pasajeros y apresuradas para cumplir con el tiempo.

“Aquí no se puede hablar de buses del tipo Marco Polo. Esos los usan en la zona norte, donde los tramos son largos y cobran entre 150 y hasta 500 córdobas, con los que se puedan pagar las unidades”, dijo Torres. 

Te interesa: Chinandega diversifica su músculo económico