•  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS
Al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Manuel Martínez, no le quita el sueño la anunciada invitación que le hará la presidenta de la Comisión de Probidad y Transparencia de la Asamblea Nacional, Miriam Argüello, para que dé una explicación sobre las denuncias de tráfico de influencias, nepotismo y planillas “fantasmas” en el Poder Judicial.

En una visita que realizó ayer jueves a Bluefields, Martínez dijo en tono jocoso: “Como ves, en EL NUEVO DIARIO me están invitando, no me están interpelando, y más bien me voy a adelantar invitando a Miriam Argüello para que me acompañe en las giras que estoy realizando por todo el país, para que conozca a todos los jueces y vea que no hay ‘fantasmas’”.

Cuando insistimos en preguntarle sobre los señalamientos de tráfico de influencias, nepotismo y planillas “fantasmas” que le atribuyen a la CSJ, Martínez propuso hacer esa pregunta a los otros magistrados, argumentando que él nada tiene que ver con esos asuntos.

Imperturbable

Los estudios que sitúan a la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua como la más corrupta de Centroamérica, es algo que no conmueve para nada a Manuel Martínez.

“En todo el mundo los jueces son vistos como las personas más corruptas. En Costa Rica, el presidente de la Corte Suprema es procesado porque supuestamente distribuyó 70 millones de dólares entre amigos que eran consultores extranjeros”, comentó. En relación con las medidas de austeridad en el Poder Judicial, Martínez propone a los ciudadanos que se quejan por el abultado número de magistrados en la Corte, que soliciten a la Asamblea Nacional una reforma a la ley para reducir los 16 que hay actualmente. “Que soliciten poner un rey; que pidan lo que quieran”, recalcó retadoramente.

Repudio de periodistas

Comunicadores de la Costa Caribe reaccionaron indignados por las declaraciones de Martínez a un noticiero radial blufileño, donde asegura que la CSJ mantiene una planilla de 130 periodistas de radio, televisión y prensa escrita, a los que paga para que hablen bien de la Corte, sin especificar quiénes son esos reporteros.

“Es inaceptable la insolencia del señor Martínez, y esto deben tomarlo la Asamblea Nacional y la Contraloría General de la República, como confesión de parte de un corrupto”, indicó indignado el periodista Sixto Chamorro.

Mientras que la corresponsal del Canal 2 en Bluefields, Ileana Lacayo Ortiz, fustigó al presidente de la Corte por injuriar al gremio periodístico. “Martínez está tirando una cortina de humo vulgar, insidiosa y repugnante en contra de los comunicadores cuando estamos cerca de celebrar nuestro día”, apostilló.

Lacayo sugirió a los comunicadores no dejarse manipular por funcionarios venales y descarados como Martínez. “Si yo hubiese entrevistado a ese señor, le habría exigido que mencionara con nombres y apellidos a los periodistas a quienes, según él, está sobornando, como condición para publicar su perorata”, concluyó.