•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un juez se declaró hoy incompetente de procesar a un hombre acusado de tomar el teléfono celular de Eduardo Bolaños, el sobrino nieto del ex presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, poco después de que muriera en un accidente de tránsito, el pasado 16 de diciembre.

Ángel Jeancarlos Fernández González, juez primero local penal por ministerio de ley, envió el caso a la jurisdicción de El Crucero, informó esta mañana durante una audiencia contra Damián Sebastián Hernández, la persona detenida el pasado 24 de diciembre y que es acusada de robar el equipo móvil a Bolaños.

Fernández González dijo, en la audiencia que se celebró a la 9:30 a.m. de este martes, que se declaraba incompetente de conocer el caso por asuntos de jurisdicción.

El juez decidió remitir el caso al juzgado local unico de El Crucero.

Los hechos

La mañana del 16 de diciembre Bolaños, quien tenía 29 años, era músico y padre de un niño de tres años, fue embestido por el conductor de un autobús que había aventajado e iba contra la vía en el kilómetro 17.5 de la carretera sur.

El conductor del bus que mató a Bolaños, de nombre Douglas Joaquín Hernández Mendoza, fue condenado a cuatro años de cárcel por el delito de homicidio culposo.

Tras el impacto, el vehículo sedán que conducía Bolaños y el autobús salieron de la vía y quedaron a punto de caer en un abismo.

Luego del mortal choque, los pasajeros del autobús, todos trabajadores de una empresa de zona franca, bajaron y uno de ellos, el ahora acusado Hernández, de 29 años y habitante de Diriamba, habría tomado el teléfono celular.

Hernández fue capturado y presentado por la Policía Nacional el pasado 24 de diciembre.

Nadia Bucholovav, pareja de Bolaños y con quien se iba a casar por la vía civil el 17 de diciembre, interpuso una denuncia formal contra Hernández.

La mujer, de origen ruso, había solicitado por las redes sociales que devolvieran el teléfono de Bolaños, para rescatar imágenes valiosas para la familia.

Finalmente, Bucholovav decidió enjuiciar a Hernández.

Por otro lado, en el sector donde ocurrió el trágico accidente, se ha constatado que conductores de autobuses y microbuses del transporte colectivo interlocal mantienen la costrumbre de aventajar en curvas, poniendo en peligro la vida de otras personas.