•  |
  •  |
  • END

La firma brasileña Constructora Andrade Gutiérrez y el gobierno de Nicaragua, firmaron un acuerdo para iniciar los estudios financieros y ambientales de lo que sería el proyecto hidroeléctrico Brito, cuya inversión alcanza los 600 millones de dólares.

El proyecto contempla la construcción de una presa en el río San Juan, llamada presa San Isidro, y otra en el río Brito, denominada Miramar, utilizando como embalse la regulación del lago de Nicaragua.

El recurso hidrológico se obtendría por medio del desvío de las aguas que drenan hacia el Atlántico.

El Estado de Nicaragua es dueño del 10 por ciento de la inversión, según el convenio suscrito, afirmó ayer Emilio Rappaccioli, Ministro de Energía y Minas, quien aseguró que para finales de 2013 e inicios de 2014, la hidroeléctrica estaría generando los 250 megavatios proyectados.

Generará 1,500 empleos directos

Ronaldo Pereira, Vicepresidente para Latinoamérica de la Constructora Andrade Gutiérrez, dijo que la ejecución del proyecto generaría unos 1,500 empleos directos, y hasta 2,500 indirectos.

“Lo que nosotros tenemos que hacer es complementar todos los esfuerzos en materia de hidrología, hacer todas las evaluación de los caudales, hacer los estudios de impacto ambiental, hacer un anteproyecto con base a las perspectivas que hay, para ver si hay posibilidad de poder mejorar la generación de energía”, explicó Pereira.