•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

José Hilario Olivas Umanzor, quien decapitó el pasado lunes a un joven en Wiwilí, departamento de Jinotega, permanece en estado delicado en el hospital Antonio Lenín Fonseca de Managua, confirmó la tarde de ayer el comisionado mayor César Cuadra, de la Policía Nacional.

Por la mañana de ayer se informó que el hombre de 49 años había muerto a causa de la golpiza propinada por los pobladores, tras cometer un crimen en una comunidad ubicada a 270 kilómetros al norte de la capital.

El hombre que fue linchado se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) , donde fue trasladado bajo resguardo policial desde el hospital Victoria Mota, de Jinotega, sitio al cual fue llevado en un primer momento.

Oneydi Chavarría Borge, de 16 años, fue el joven que falleció de forma instantánea al recibir el machetazo.

De acuerdo a las versiones preliminares que aún investiga la Policía Nacional, Chavarría Borge no tuvo tiempo de defenderse, pues estaba sentado en un local de venta de comidas cuando Olivas, sin dirigirle la palabra, se acercó y lo decapitó.

Lea además: El momento en que se conoció la noticia de la decapitación en Wiwilí

El agresor intentó escapar sin éxito, pues fue capturado, amarrado y golpeado por los testigos, hasta que llegaron los agentes de Policía, quienes lo arrestaron y hasta el día de hoy permanece bajo custodia.

Hasta ahora no hay un reporte oficial de los motivos que llevaron a Olivas Umanzor a decapitar a Chavarría Borge, siendo este un hecho que ha conmocionado a la población nicaragüense.

Te interesa: Los cinco crímenes más zonados entre enero y octubre en Nicaragua