•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La policía fronteriza de Estados Unidos rescató a 11 personas, entre nicaragüenses y hondureños, que habían sido arrojados al Río Grande por los tratantes de personas, informaron medios de comunicación en Estados Unidos.

El hecho ocurrió el pasado lunes en un sector del Río Grande, entre México y Texas, Estados Unidos, indicó .en un comunicado el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, que ha sido reproducido por medios de comunicación, incluida filiales de la reconocida cadena ABC.

Los informes indican que los tratantes de personas que guiaban a los centroamericanos, cuatro adultos y siete menores de edad, los dejaron abandonados en un río y huyeron.

De momento no se ha confirmado cuántas de las víctimas son nicaragüenses y cuántas hondureñas, pero el informe oficial destaca que entre los migrantes hay un niño de apenas un año de edad.

El comunicado explica que los agentes de seguridad fronteriza de Estados Unidos notaron el pasado lunes a la 10:20 p.m. hora de Texas a un grupo de personas luchando por flotar en el río y al acercarse confirmaron que eran menores de edad.

“Uno de los agentes saltó del bote al agua para ayudar a rescatar a los niños y adultos, mientras los tratantes de personas, que llevaban salvavidas, regresaron a territorio mexicano”, describe un comunicado oficial.

Las autoridades lograron ver que eran dos los tratantes de personas que escaparon tras dejar en el río a los 11 migrantes nicaragüenses y hondureños.

Ninguna persona resultó herida durante el incidente. Los tratantes de personas lograron huir a México.

“Lo primero que vi fue a las madres sosteniendo a sus hijos... luchaban por mantenerse a flote”, declaró un agente de la patrulla fronteriza que participó en las labores de rescate.

Miles de migrantes centroamericanos pagan a los tratantes de personas para que los trasladen hasta Estados Unidos, pero muchos son dejados a su suerte a mitad de camino.

“Hice contacto con dos niños, tal vez de 5 y 8 años. Ellos se hundieron varias veces (en el río). No creo que hubiesen sobrevivido por mucho tiempo, para serle honesto”, dijo otro de los agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos.

A inicios de diciembre otro grupo de nicaragüenses, que estaban entre 111 migrantes centroamericanos, fueron rescatados en México cuando los habían dejado hacinados en un tráiler.

Una oleada de niños migrantes de Centroamérica trata de llegar a Estados Unidos, sin tutela de adultos, de forma ilegal. El drama se hizo visible desde 2014, cuando la cantidad de menores sorprendió a las autoridades.

Solo en México, en 2015, se detuvieron a 30,000 niños centroamericanos que trataban de llegar a Estados Unidos sin ningún acompañante adulto.