• San Marcos, Carazo |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Sanmarqueños se encuentran consternados por la brutal paliza que recibió Eleodoro Medrano de 79 años de edad, misma que dos días después le causó la muerte.

El anciano trabajó más de 50 años como conserje del Instituto Nacional Juan XXIII de la ciudad de San Marcos, lugar donde vivía, ya que no tenía familia ni un lugar donde habitar.

"Aquí lo conocíamos como Lolito, una persona que no se metía con nadie, era amable y se ganó el cariño de todos los maestros y estudiantes, la directiva del instituto decidió construir un cuarto dentro del centro donde él vivía, era jubilado y se mantenía de su pensión y de lo que nosotros podíamos suministrarle”, dijo Julio Somarriba López, director del centro.

Los hechos

El día 26 de diciembre, Lolito fue encontrado por el guarda de seguridad del centro a eso de las cinco de la mañana, tirado en el piso y con múltiples golpes en todo su cuerpo.

"El guarda está autorizado a darle su vuelta, ese día vio la luz encendida y entró a verlo y ya él estaba en el suelo, fue una grosería la que hicieron con al anciano indefenso, lo torturaron y le robaron su pago de pensión", dijo Somarriba.

Además resaltó que el anciano fue trasladado por la Policía Nacional de San Marcos hacia el hospital Regional Santiago de Jinotepe, pero que desde ahí fue trasladado hacia el Lenín Fonseca de la capital, donde médicos dijeron que la víctima tenía dos costillas rotas, una de ellas perforó uno de sus pulmones.

La población del municipio de San Marcos se encuentra muy dolida y piden se haga justicia, ya que Lolito era un señor muy querido por el cuerpo educativo del reconocido Instituto.

La vela se celebró en la iglesia evangélica apostólica del barrio La Cruz, donde pobladores, exalumnos, maestros y amigos se reunieron.

El capitán Edgar Sánchez informó que se tiene a una persona arrestada y que están haciendo las debidas investigaciones.