• Diriamba, Carazo, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Este domingo primero de enero, después de la misa de Año Nuevo, el padre Orlando Mendoza, párroco de la Basílica Menor de San Sebastián, en Diriamba, junto a los priostes del Cabildo Real, entregaron las cintas a los fiesteros y mayordomos de bailes para las celebraciones de este 2017.

El mayordomo, señor Walter Díaz, y la patrona, Esperanza González, también recibieron sus respectivas cintas como las máximas autoridades de los festejos en honor al mártir San Sebastián, patrono de los diriambinos.

Posterior a la entrega de cintas, los priostes y los devotos entonaron el himno a San Sebastián y emprendieron el recorrido por las casas de cada uno de los fiesteros que pagan promesas por los favores recibidos.

En cada casa repartieron rosquillas, cajeta de masa, chicha de jengibre y buñuelos, alimentos típicos que junto a los nacatamales y el famoso picadillo, se obsequian a quienes visitan las enramadas durante los 8 días de fiestas, que comenzarán oficialmente el próximo domingo con la bajada del santo después de la misa de 8 de la mañana.

El año pasado, se desató una polémica porque la imagen de San Sebastián tuvo retoques. Haga click aquí para conocer más detalles de ese caso, que originó una investigación desde Managua.

El año pasado, personajes de la mitología indígena nicaragüense como el Güegüense, el toro huaco, las inditas y el gigante, que reviven con picardía la resistencia de los indios nahuatl contra la colonia española, se apoderaron el martes de las fiestas religiosas de San Sebastián, patrono de la sureña ciudad de Diriamba.