•  |
  •  |
  • END

LEÓN
Sujetos encapuchados, armados con morteros, garrotes y piedras, a bordo de varias camionetas, sembraron el terror en la cabecera departamental de León desde tempranas horas de la madruga del viernes último: se apostaron frente a la propiedad del diputado José Pallais Arana, y lanzaron varios morterazos al aire, al igual que en la propiedad del magistrado Luis Benavides Romero, y en la de la ex vicealcaldesa Dora María Gurdián.

A las diez de la mañana, más de diez ciudadanos aún no identificados por las autoridades policiales, a bordo de dos camionetas sin placas, una blanca y otra verde oscuro, se presentaron a las oficinas del Movimiento por Nicaragua, en el barrio San José, lanzaron morteros, gritaron consignas alusivas al partido de gobierno, y mancharon las paredes del inmueble.

Refuerzos policiales en Estelí

El comisionado Douglas Zeledón, jefe departamental de la Policía en León, solicitó a la Jefatura Nacional de dicha institución alrededor de 380 efectivos provenientes del departamento de Estelí, para garantizar la seguridad y el orden público durante las dos concentraciones que se realizarán hoy sábado.

Las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional fueron distribuidas en horas de la noche del viernes en los alrededores de la Plaza San Juan, en donde la Unión Ciudadana por la Democracia desarrollará su concentración este sábado a partir de las ocho de la mañana.

Le cambian plaza a oposición

La socióloga Sara Enríquez, miembro del Comité Organizador de la Marcha Cívica en León, denunció que la Policía entregó y aprobó al orteguismo, la plaza indígena de Sutiaba, y la ruta que previamente había sido definida para la marcha de la Unión Ciudadana por la Democracia.

Señaló Enríquez que una vez más el gobierno de Daniel Ortega y la Policía Nacional tienen la oportunidad de demostrar al pueblo de Nicaragua y a la comunidad internacional, que van a actuar conforme ley.

“Espero que investiguen a las personas que se movilizaban en tres camionetas sin placas y que circulan libremente por la ciudad sembrando el terror en la población; lanzaron morteros y realizaron pintas en las paredes de algunos organismos, con el único fin de amedrentar y crear un clima de incertidumbre”, dijo Enríquez, quien hizo un llamado a la primera comisionada Aminta Graneras, jefa de la Policía Nacional para que se ponga al frente de esta situación en León.

“Señora Aminta Granera, usted se ha alejado de León, usted sabe que aquí en León hay antecedentes fuertes de violencia protagonizados por simpatizantes y por funcionarios del partido de gobierno, ¿dónde esta la Policía… todos los días observamos que la institucionalidad de este país se está perdiendo”, expresó Sara Enríquez, durante una conferencia de prensa en donde denunció la parcialidad que está demostrando la Policía en la víspera de ambas concentraciones.

Vocación de paz

En el comunicado dado a conocer por la Unión Ciudadana por la Democracia, se aclaró a la población leonesa que el punto de concentración será la Plaza de San Juan, a las 8:00 de la mañana.

Asimismo, expresa que al margen de la demostración preferencial de la Policía Nacional en León hacia la marcha del orteguismo, y reafirmando ante el pueblo leonés la vocación de no violencia, y buscando la seguridad ciudadana, tomaron la decisión de marchar lo más lejos posible del punto del orteguismo, demostrando la vocación de paz en estas manifestaciones de protesta cívica, y buscando la confianza y la seguridad de la ciudadanía.

El comisionado Douglas Zeledón aclaró que ambas agrupaciones tienen igual derecho de expresarse por las calles, sin embargo, durante ambas protestas, estará prohibido el uso de morteros, armas de fuego, armas cortopunzantes, quemas de llantas, e incluso está prohibido el uso de garrotes.

En relación con varios vehículos que circularon por la ciudad lanzando morteros y realizando manchas en la propiedad privada, el comisionado Zeledón aseguró que la denuncia fue interpuesta en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía a las diez de la mañana del viernes, e inmediatamente los efectivos del orden se desplazaron por la localidad para encontrar en flagrante delito a estas personas, que de ser capturadas, van a ser procesadas en la parte penal y tendrán que responder por sus acciones”.

A mediados de la semana, Evert Delgadillo, Secretario Departamental del FSLN, aseguró que las plazas, parques y avenidas de la localidad, así como los principales empalmes de carreteras, estarían ocupados por miembros del partido de gobierno desde el viernes. La Policía ofreció presencia en los empalmes de la carretera.

Levantan banderas en casas

La ex vicealcaldesa de León, Dora María Gurdián, expresó que lo importante no es la cantidad de personas que lleguen a la concentración o a la marcha cívica, sino que todos los nicaragüenses participen desde sus casas levantando la bandera azul y blanco, sonando las cazuelas y demostrando que, a través de la unidad, se logra derrotar las pretensiones de la instauración de una dictadura.

“Mi mensaje al presidente Daniel Ortega es que la juventud de Nicaragua necesita educación y buenos ejemplos, no necesita presenciar actos violentos para aprender a agredir o a matar a la gente. El presidente Ortega debe apostar a la producción para que nuestra economía no permanezca estancada”, enfatizó la ex funcionaria de la Alcaldía.

Comisionado Zeledón “hace la mueca”

Jaime Meza, Coordinador del Movimiento por Nicaragua, lamentó el actuar de la Policía al otorgar la plaza indígena de Sutiaba al FSLN y cambiar la ruta y el itinerario de Unión Ciudadana por la Democracia. “
Pareciera que la Policía está recibiendo órdenes de arriba, no actúa consecuentemente, sino de manera parcializada, nosotros nos sentimos en un estado de indefensión, las cosas pueden complicarse este sábado y es necesario garantizar la seguridad física de las personas que participarán de la marcha”, aseveró Meza.

Alcalde irresponsable

Las instituciones que promueven la concentración y la marcha cívica de este sábado en León, calificaron de irresponsable al cuestionado alcalde Manuel Calderón, por autorizar que en horas de la medianoche, los orteguistas sonaran de manera irresponsable la sirena municipal, ocasionando preocupación y malestar entre la población que descansaba tranquilamente en sus casas.

A pesar de la advertencia de la Policía, los simpatizantes del partido de gobierno en distintos sectores de la ciudad, se dedicaron a lanzar morteros al aire, asimismo, se concentraron en la Cancha 23 de Julio, a escasos 25 metros del Parque Central, irrespetando las normativas de la institución castrense.