•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De dos a tres llamadas semanales reciben el Benemérito Cuerpo de Bomberos y la Asociación Civil Cuerpo de Bomberos Voluntarios para atender fugas de gas domiciliar.

El comandante Jaime Delgado, presidente del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, considera que las fugas de gas están relacionadas con el mantenimiento que el usuario le da a la cocina y los componentes que conectan la misma al cilindro.

Delgado recomendó dar mantenimiento de dos a tres veces al año, dependiendo del uso constante de la cocina.

El teniente Olmo Noguera, jefe de prevención contra incendio del Benemérito Cuerpo de Bomberos, recomendó que al percatarse de una fuga de gas se deben abrir por completo las puertas y ventanas, no encender ninguna de las luces de la vivienda y llamar a los números de emergencia 115 y 120.

“En muchas ocasiones se debe a la válvula, tal vez la válvula está ya dañada y esto hace que el balín del cilindro se corra y no calce bien y esto produzca una fuga”, dijo Noguera.

Evenor López es propietario de una distribuidora de gas en Batahola Norte, trabajó 20 años para la empresa distribuidora de gas, Tropigas, y recomienda verificar el estado del cilindro al ser entregado y que este lleve el sello de seguridad. Pero además sugiere tener cuidado con el regulador y tener en casa al menos uno nuevo.

Te interesa: No más fogones en los pasillos del Huembes

“También deben cerciorarse de  que la brida que conecta la manguera al regulador quede bien sujeta, las personas pueden verificar si quedó bien echando agua con detergente al pegue de la manguera, lo mismo pueden hacer en el pegue de la cocina”, agregó López.

Mayor control

Guillermo González, ministro-director del  Sistema  Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), señaló ayer que esta institución estará realizando una serie de acciones preventivas y de ordenamiento referidas a la manipulación de tanques de gas butano en los comedores ubicados en los mercados del país.

“Vamos a hacer un trabajo conjunto entre bomberos, las gerencias de los mercados  y las personas que manipulan elementos inflamables para que sean debidamente entrenadas en el manejo de todos estos artefactos”, dijo González.

Añadió que parte de estas medidas incluirán a todos los integrantes de la cadena, desde las personas que distribuyen los tanques de gas, pasando por las cocineras, hasta quien pueda dar mantenimiento a los mismos.

“Queremos hacerlo de manera conjunta y luego crear mecanismos de supervisión, es decir que se esté periódicamente revisando las condiciones y se ponga en práctica todas las medidas de seguridad que deben existir para evitarnos accidentes como el ocurrido”, mencionó González.

El funcionario brindó estas declaraciones durante la presentación del plan operativo del Sinapred 2017.

El pasado 31 de diciembre, en uno de los comedores ubicados en el mercado Roberto Huembes, un cilindro de gas butano explotó y dejó como resultado 11 personas lesionadas, tres de ellas de gravedad. A raíz de ello, tanto los bomberos como las autoridades de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) decidieron prohibir la instalación de tanques de gas en los comedores de ese centro de compras.