• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Arlen Montiel tiene 16 años, es originaria de Managua y a las 10 de la mañana de este viernes concluyó la primera de dos pruebas para clasificar en la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de Ingienería (UNI). Al igual que Arlen, 3,509 bachilleres asistieron ayer a las instalaciones de la UNI y sus sedes departamentales para realizar las pruebas de admisión.

Este año a diferencia de los anteriores, las autoridades universitarias aplicaron un test sicométrico con el objetivo de evaluar aptitudes, vocación y creatividad, explicó Diego Muñoz, secretario General de la UNI.3,500 estudiantes hicieron ayer el examen de admisión en la UNI.

El test sicométrico equivale al 60% de la calificación final, con la cual serán ubicados en la carrera escogida por los aspirantes. El otro 40% de la calificación será por el examen de matemática y las notas de cuarto y quinto año.

Para Arlen el test sicométrico no implicó mayor esfuerzo que el de responder rápidamente, pues la prueba se realizó con cronómetro en mano y se tenía que responder en un tiempo determinado, explicó la joven.

Lea además: La UNI incluirá un test de ética y español en su examen de admisión

Según Muñoz, se decidió aplicar el test al ver experiencias de otros países en los cuales se da mayor puntaje a los test sicométricos y no a los prácticos, brindando más oportunidad a aquellos que tienen aptitud para determinada carrera.

Además se impartirá un curso itensivo de matemática y español en las primeras 6 semanas del año lectivo 2017, para fortalecer los conocimientos de los estudiantes, agregó Muñoz.

Aún así, la mayoría de los bachilleres se prepararon para la prueba. Anielka Nohemí Hernández Sánchez, de 17 años, se preparó en su casa durante 2 meses para el examen y confía en que pasará la prueba, expresó.

Pocos cupos

Este año la prematrícula en la UNI es de 3,509 estudiantes, sin embargo tan sólo abrieron 1,400 cupos. Al final de los resultados unos 2,109 bachilleres no podrán estudiar una de las carreras en la UNI.

Muñoz explicó que la razón por la cual no se abren más cupos es para garantizar la calidad en la educación y esto se logra teniendo un número máximo de 40 estudiantes por aula.

Alonso Luna, director de comunicación de la UNI, comentó que los bachilleres se prematriculan en distintas universidades, así se cercioran de obtener un cupo en al menos una de las universidades públicas y no quedar sin educación superior.

Esto fue lo que hizo Arlen Montiel. De no clasificar en la UNI o la UNAN, sus padres optarán por pagar una universidad privada.

Josué Román, de 18 años, y que también hizo examen en la UNI, dijo que si reprueba el examen sus padres le pagarían una universidad privada.

En la agenda Cosep 20 20, publicada por el sector privado, destacan la necesidad de mejorar la comunicación entre las universidades y el empresariado para que la oferta académica universitaria sea la pertinente.

En el documento publicado en octubre del año pasado, el empresariado hace énfasis en la necesidad de promover las carreras técnicas y el valor que estas tienen.

Las opciones de formación profesional se han diversificado, afirma Alonso Luna, ahora se trabaja en la opción de la universidad en línea o técnicos medio y superior, para aquellos que no logren clasificar en la universidad pública.

El día sabado 14 de enero los resultados serán publicados en la p ágina web de la universidad.

Resultados anteriores

En el 2016 tan solo 250 estudiantes aprobaron el examen, estos representaron el 10% de los bachilleres preinscritos en la universidad.