Lésber Quintero
  • Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un joven dedicado a la mecánica automotriz, pereció trágicamente, minutos después de quedar atrapado sobre las llantas traseras y la carrocería de un bus Blue Bird, que estaba reparando.

El percance en el que perdió la vida José Esteban Rivera Ulloa de 23 años, ocurrió la tarde del jueves en un taller de Popoyuapa, Rivas, donde trabajaba desde hace tres años.

Leonardo Castro, propietario del taller, reveló que los hechos ocurrieron a las 4:00, p.m. cuando el joven mecánico conocido como “Samuel”, trataba de desprender las hojas de resorte de las llantas traseras del costado derecho del bus, placa RI- 154, que cubre la ruta Rivas - Managua.

QUEDÓ PRENSADO

“Lamentablemente el cometió una imprudencia, ya que se recostó boca abajo sobre las llantas para tratar de desprender las hojas de resorte, y de pronto el gato hidráulico que sostenía la carrocería, resbaló y quedó prensado”, explicó Castro.

La carrocería del bus cayó sobre la espalda del joven y su abdomen quedó presionado entre las llantas y según Castro, en 5 minutos lograron rescatarlo y de inmediato lo trasladaron al hospital de Rivas y falleció a las 4:45, p.m. según la hoja de defunción emitida por dicho centro asistencial.

El documento señala que el deceso del mecánico se debió a un shock hipovolémico y un trauma abdominal cerrado.

La víctima habitaba en Popoyuapa, en el sector conocido como la Punta Caliente, era el cumiche y único hijo varón de Damaris Ulloa. “Él no se metía con nadie, tampoco consumía licor, tenía la esperanza de que sobreviviría al accidente, ya que al llegar al hospital volvió a hablar, pero después falleció”, reveló la adolorida madre.

Los restos del joven serán sepultados en el cementerio de Popoyuapa.