•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una persona resultó lesionada, dos viviendas quedaron sin techo y un árbol cayó sobre la carretera Panamericana ayer, producto de los fuertes vientos que entraron a Nicaragua, informó la Cruz Roja Nicaragüense.

Los distritos de la Fuerza Naval del Caribe y del Pacífico advirtieron a los capitanes de embarcaciones pequeñas no adentrarse en el mar, mientras persistan condiciones de vientos fuertes.

Un frente frío que ha traído vendavales y lluvias afecta en las últimas horas a la región centroamericana.

Los vientos causaron más daños en Chinandega, donde Lázaro Romero, de 36 años de edad, resultó lesionado luego que le cayera la rama de un árbol en uno de sus hombros.

También en Chinandega las autoridades reportaron dos viviendas que quedaron sin techo a causa de los fuertes vientos, además de un árbol que cayó sobre una vía intermunicipal.

En el departamento de Carazo, en el Pacífico central de Nicaragua, la Dirección General de Bomberos reportó la caída de un árbol sobre la carretera Panamericana, que no causó daños a la infraestructura, pero detuvo el tráfico por casi una hora.

Estelí amaneció ayer afectado por fuertes rachas de viento que han provocado daños en algunas viviendas. En barrios, como el Juno Rodríguez, varios cables del servicio de telefonía fija se desprendieron. 

El capitán Omar Cruz Mairena, oficial de turno de la Dirección General de Bomberos en Estelí, exhortó a las familias de ese departamento norteño a evitar pasar por debajo de áreas donde haya cables de alta tensión para evitar un percance.                        

Debido a los fuertes vientos en Carazo dos árboles cayeron, ocasionando la caída del tendido eléctrico en la carretera que va desde Diriamba hacia Las Esquinas.