•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fanáticos del gobierno sandinista desataron la violencia en Chinandega dejando como resultado diez heridos, entre ellos, el diputado liberal, Luis Callejas, quien al recibir una pedrada en la parte trasera de la cabeza y perder la conciencia tuvo que ser trasladado en ambulancia al Hospital Metropolitano de Managua, Vivian Pellas, donde permanece fuera de peligro y es atendido por el equipo de emergencia, confirmó su esposa Ana Lovo. Asimismo, resultaron lesionados los ciudadanos Luis y Rafael Gasteazoro, Silvia Padilla, hermana de la vicealcaldesa Miriam Padilla, el sacerdote Ruy Montealegre Callejas, Benjamín Urrutia Gámez y el inspector policial Luis Blanco. Callejas, antes de resultar herido de gravedad, manifestó que todo fue tal como querían: "hicieron el jueguito con morteros y al final sangre tuvieron".

El incidente en este departamento se produjo cuando dirigentes de la Unión Ciudadana por la Democracia (UCD) y participantes de la marcha cívica se preparaban para dar inicio a su manifestación contra el fraude electoral en las elecciones municipales del pasado nueve de noviembre. Hombres encapuchados, vistiendo camisas camufladas y armados con morteros, obstaculizaron el ingreso a la ciudad a tres buses provenientes de Chichigalpa y otros cinco que venían de El Realejo y Corinto.

Debido a la revuelta, según el Comisionado Fernando Escobar, Jefe de Seguridad Pública departamental, detuvieron a cinco individuos, entre los cuales está uno apodado como "Saqueo", del barrio La Florida. Antes de mediodía, las fuerzas policiales, reforzadas por antimotines que llegaron de Managua, lograron controlar los disturbios que se desarrollaron en la zona de la industria de harina (Gemina).

César Zamora, Concejal Liberal del Movimiento Vamos con Eduardo, manifestó que al menos tres camionetas de la Alcaldía habían sido utilizadas para trasladar a sus empleados públicos, a quienes exigieron participar en la "contramarcha" en saludo al 30 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

Con colaboración de Melvin Martínez