• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Cada año la cifra de menores de edad diagnosticados con cáncer en el país se mantiene entre 300 y 320 nuevos casos. Esto indica que las cifras son relativamente estables, comenta el doctor Fulgencio Báez, vicepresidente de la Comisión Nicaragüense de Ayuda al Niño con Cáncer (Conanca). Félix Sánchez, director de la Unidad de Hemato-Oncología del hospital infantil Manuel de Jesús Rivera "La Mascota", refirió a El Nuevo Diario, en febrero del año pasado, que durante el 2015 se contabilizaron 315 casos.

Pero durante el 2016, según el doctor Báez, la cifra fue de aproximadamente 300 nuevos casos.

Un 40% de todos los menores diagnosticados con cáncer ha fallecido, mientras que un 60% ha logrado sobrevivir y superar la enfermedad gracias al tratamiento que reciben en el hospital La Mascota, detalla Báez.

De acuerdo con datos de Conanca, el costo anual del tratamiento por cada menor oscila entre los US$1,500 y US$6,000; sin embargo, las cifras pueden variar dependiendo del tipo de cáncer. END

Fulgencio Báez, un médico que recorre día a día las habitaciones donde se encuentran los niños con cáncer en el hospital La Mascota, revela que hay varios tipos de cáncer pero los casos más comunes en Nicaragua son por leucemia.

Báez explica que “la leucemia es la más frecuente en toda Centroamérica, Nicaragua no es la excepción. Después están los linfomas, que son los tumores en los ganglios linfáticos, y en tercer lugar están los tumores cerebrales”.

Más presupuesto

De acuerdo con la Ley 851 (Ley Anual del Presupuesto General de la República), el Gobierno destina una partida económica para apoyar en la atención a los menores de edad que sufren esta difícil enfermedad.

Pero miembros de la Asociación de Madres y Padres de Niños con Cáncer (Mapanica) aseguran que esa cantidad de dinero ya no es suficiente para atender a los afectados, ya que cada año aumentan los casos.

Lea: Nicaragua buscará niños con cáncer para elevar supervivencia

El doctor Fulgencio Báez manifiesta que “en el hospital La Mascota brindan alrededor de unas 11,000 consultas por año. Asimismo, se hospitalizan entre 1,000 y 1,200 niños cada año. Es por eso que el papel de Conanca es cubrir el tratamiento de aquellos menores a los que el Gobierno no logra cubrir con su presupuesto”.

"Vi morir a mis amigos"

Matthew, un niño de 13 años, es uno de los que logró superar el cáncer que padecía. "Cuando mis padres me dijeron que tenía cáncer yo me sentí destruido, me sentí muy triste. Pero pasó el tiempo y yo lo asimilé, y vi que cada día que yo pasaba en el hospital aprendía algo nuevo, me sentía más confiado en mí mismo", dice.

Confiesa, entre lágrimas, que "los primeros días de quimioterapia fue lo más duro. Hoy creo que son experiencias que realmente cambian la vida".

A su corta edad, Matthew cuenta que "de todo mi grupo de amigos del hospital que tenían cáncer, a muchos los vi morir, pero otros como yo sobrevivimos".

Entre las recomendaciones en la lucha contra el cáncer infantil está la detección temprana.

"La población debe acudir inmediatamente al hospital si nota algunas reacciones extrañas en la salud de sus hijos. Cuando se detecta temprano las probabilidades de vida suben a un 80%, mientras que si se detecta tarde, se reduce a un 30%", sostiene Báez.

El próximo 19 de febrero se realizará la tercera edición de la Carrera Caminata de Héroes, con el objetivo de recaudar fondos para comprar más equipos y apoyar con el tratamiento de los menores atendidos en la Unidad de Hemato-Oncología del hospital La Mascota.

También: Tres tipos de cáncer golpean a nicas

Medicina cara

“Estos fondos estarán dirigidos para garantizar la quimioterapia, recuerden que sin quimioterapia no hay cura para el cáncer. Pero también para comprar los medicamentos, los cuales vienen subiendo de precio cada seis meses. Esta es una problemática grave”, confía Báez.

El doctor Báez agrega que “no solo es la cantidad de niños que aumenta, sino que también el precio de los medicamentos sube. Lo que no logra cubrir el Estado, nosotros tratamos de cubrirlo mediante fondos recaudados en distintas actividades”.