• Chinandega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Todos los jóvenes amantes en la doma de caballos están citados a la convocatoria de la Fundación Coen, para participar en el nuevo curso de tecnificación ecuestre, que brinda la oportunidad a quienes se inclinan por este tipo de trabajos.

Daniel Alejandro Aráuz Espinoza estudió equitación en España y es quien dirige la Escuela Ecuestre, fundada en el año 2005. Originario de Estelí, recibió las primeras instrucciones de su padre, José Aráuz Mendoza, el primer maestro de equitación en esta zona, quien llevó adelante un primer curso en ese año y hasta la fecha han salido 75 chavalos graduados en Alta Escuela y Doma Clásica.

¿TE INTERESA?

Los interesados pueden llegar de todo el país. Se reciben clases de anatomía, de veterinaria, herraje, alimentación, limpieza y pulido del caballo, trenzado, que garantizan una buena base para montar y poder hacerse cargo de la crianza y cuido de los caballos.

En la Escuela Ecuestre de Chinandega hay 32 caballos que participan en los espectáculos ecuestres que se presentan en la hacienda El Cortijo, que se localiza a 15 kilómetros de Chinandega y que recibe año con año al menos 50 visitas de personalidades, pasajeros de cruceros de la temporada y grupos de invitados especiales de gobierno y de la familia Coen. Este lote de caballos pertenece a la Escuela Ecuestre y al programa de equinoterapia.

“En este primer año hay cupo para 25 jóvenes. Al siguiente año, en el curso de especialización, solo se aceptan diez.

El curso es de 2,030 horas”, dijo Aráuz, quien llama a quienes desean aspirar a ser alguien bueno en este oficio y ganar buen dinero en el futuro.

Los requisitos son: si tienen 15 años, traer carta de permiso de los padres; los de 18 años de edad deben demostrar que son de escasos recursos y con un nivel académico de tercer año de bachillerato aprobado, traer además certificado de salud y récord policial.

En el centro reciben clases gratuitas de equitación.