•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Obras de teatro, recitales y una sesión solemne de la Asamblea Nacional son parte de las actividades con las que Nicaragua conmemorará mañana el 150 aniversario del natalicio del poeta nicaragüense Rubén Darío, (1867-1916), informó hoy el Gobierno.

La alcaldía capitalina presentará obras de teatro en un monumento dedicado al llamado “Príncipe de las Letras Castellanas”, en el antiguo centro de Managua, dijo la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, quien anunció las actividades.

La Asamblea Nacional (parlamento) celebrará una sesión solemne en el municipio de Ciudad Darío, departamento de Matagalpa (norte), donde nació el considerado “padre del modernismo literario de la lengua española”.

El Ejecutivo también rendirá un homenaje al poeta durante la toma de juramento del nuevo Gabinete de Gobierno, previsto para mañana, miércoles.

Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) anunció que en el marco de esa efeméride desarrollará presentaciones de libros, concursos de poesía y declamación, presentaciones de los mejores ballets de Nicaragua, así como de la Orquesta Nacional y del Coro Estudiantil Rubén Darío.

En 2016 Nicaragua conmemoró el primer centenario de la muerte de Darío, considerado el personaje más ilustre nacido en el país centroamericano.

Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío”, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua, y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en León.

Rubén Darío, el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, lideró movimientos literarios en Argentina, Chile, España y Nicaragua.

Según los expertos, Rubén Darío es considerado el padre del modernismo como movimiento literario en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

“Azul”, una recopilación de poemas y prosas, fue escrita por el nicaragüense durante su estadía en Valparaíso (Chile), entre 1886 y 1888.

Su otra gran obra es “Cantos de vida y esperanza” (1905), que se convirtió en un texto clave del modernismo en lengua castellana y en referencia fundamental para la cultura del siglo XX.

Además de poeta, Rubén Darío trabajó escribiendo artículos periodísticos sobre España, Francia e Italia e intimó con grandes poetas españoles como Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Ramón María del Valle-Inclán.