Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras Henry Aquiles Cortés, acusado de desfigurar el rostro en un bar a Lili Ríos Mayorga sigue prófugo de la justicia aprovechando que un juez le cambió la prisión preventiva por medidas alternas, su  víctima denunció este martes temer por su vida.

“Yo temo por mi vida porque ese hombre (Henry Cortés) está libre y varios hombres en un vehículo han estado rondando mi casa”, aseguró Ríos a quien, se le observa una cicatriz en el pómulo derecho como consecuencia de la agresión que sufrió hace más de dos meses.

Lili Mayorga hizo la denuncia después que se postergó de manera indefinida el inicio del juicio por lesiones graves contra su agresor Henry Cortés.

Sobre la postergación del juicio, el juez Sexto Distrito Penal de Juicio, Ernesto Rodríguez, explicó que mientras no se produzca la captura del fugitivo el proceso judicial no puede continuar.

“Si no hay reo no puede haber juicio”, reiteró el judicial ante los periodistas al ser consultado en torno al reclamo de la víctima por la postergación del inicio del juicio para el cual ahora no hay fecha.

La noche del 30 de octubre del 2016,  Henry Aquiles Cortés agredió en un bar a Lili Ríos causándole lesiones principalmente en el ojo derecho y la dentadura, según la acusación de la Fiscalía.