•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Pido justicia y pena máxima para ese tipo, que se limpie la imagen de mi hija, que era una mujer luchadora, que daba la vida por su hijo y por su familia", dijo Eloísa Jazmina Morán Ramírez, madre de Yessenia Suyen Montenegro Morán, la joven asesinada por su expareja Douglas Antonio Zamora Valle, la madrugada del 8 de enero en una gasolinera de Matagalpa.

Morán exigió a la Policía que aclare la versión otorgada por Zamora durante la audiencia preliminar, en la que aseguró que el disparo fue accidental. 

"Deben de aclarar, hay tanta versiones y el video que presentaron en las noticias dice otra cosa", manifestó Morán al noticiero local Notimatv.

El video al que hacer referencia fue el captado por las cámaras de seguridad de la gasolinera en las que se ve al acusado sacando el arma y disparándole con frialdad.

Zamora Valle dijo a los medios de comunicación el día de la audiencia preliminar, que todo se debió a un accidente, además negó que le diera maltrato físico y psicológico durante los cuatro años de relación sentimental que sostuvo con la joven.

"Mi hija tenía sueños, quería ser abogada, quería construir su casa, sacar a delante a su familia, pero se encontró con ese hombre que le truncó sus sueños. Ni la silla eléctrica, ni  cien años de cárcel me van a devolver a mi niña", dijo entre lágrimas Morán, quien insistió en que el delito sea castigado con todo el rigor de la ley.

"Yo no le hablaba a ese hombre, nunca entró a mi casa porque yo presentía que no era un buen hombre para mi hija y no me equivoqué", manifestó la progenitora al medio local.

La joven de 23 años tenía un hijo y se convirtió en la primera víctima de la máxima expresión de la violencia machista en 2017.